Jujuy | Corrupción |

Milagro Sala y nada más: el pobre desempeño de la Oficina Anticorrupción

El organismo creado para recibir, prevenir y denunciar actos de corrupción parece operar de manera selectiva cuando se trata de escándalos puertas adentro. Revisamos algunos de los casos más altisonantes donde su intervención fue nula a pesar de los apellidos de los involucrados.

  • Galfré, Abud Robles, Posadas, Nasif funcionarios y legisladores vinculados al oficialismo puestos bajo la lupa de la justicia, la opinión política y pública.
  • Numerosos casos donde la intervención de la OA es una incógnita pese a que podría haber indagado profundo en situaciones cuanto menos sospechosas.
  • La única investigación acabada, de principio a fin, tuvo como protagonista a Milagro Sala ¿El organismo fue creado para eso?

Antes de iniciar el desglose de casos rodeados de sospechas de corrupción, es importante recordar las funciones que desempeña la Oficina Anticorrupción, organismo que una vez detectada la irregularidad debería informar a la justicia formando también parte de la querella. Extraña que en un extenso historial de casos de evidentes irregularidades pocas veces se lo haya visto interviniendo.

image.png
  • En 2018 a pocos meses de la asunción del ministro de Turismo Federico Posadas, miembros de la oposición política ya habían efectuado una serie de denuncias en su contra. Entre las que cobraron mayor revuelo mediático se encuentra “el domicilio apócrifo” y “el fraude de los mails”. En el primer caso, el funcionario de origen salteño aparentemente no podía acreditar los dos años de residencia que exige la Constitución provincial; numerosas veces desde la oposición señalaron que el domicilio declarado por Posadas correspondía a un terreno baldío. Sobre los mails pesaron acusaciones mucho más severas. A raíz de una investigación periodística, se supo que a través de emails enviados desde la cuenta oficial de la cartera de turismo se orquestaba una licitación ficticia. El objetivo aparente, orientar el procedimiento a fin de adjudicarle a una empresa contratos publicitarios millonarios.

Los aliados del oficialismo jujeño en el interior estuvieron salpicados numerosas veces por denuncias de corrupción.

  • Entre los más destacados figura Félix “el diaguita” Pérez intendente de Tilcara durante 20 años observado por el Tribunal de Cuentas por el faltante de 54 millones de pesos al terminar su gestión en 2015. La defraudación de esa millonaria suma fue tan evidente que la Fiscalía de Estado tuvo que intervenir embargando sus bienes, sin embargo el frondoso prontuario no disminuyó el apoyo de Gerardo Morales para su candidatura en 2019 dónde perdió nuevamente ante Ricardo Romero.

En cada uno de los casos mencionados, el trabajo del organismo dirigido por Joaquín Millón Quintana, es una incógnita.

La oficina anticorrupción, paradójicamente, se transformó en un área que se caracteriza por su falta de transparencia, ya que es sumamente complejo acceder a la documentación de las causas que tramita y su titular es una persona inaccesible, reticente ante la consulta del periodismo.

Temas

Dejá tu comentario