Jujuy | LA QUIACA | La Quiaca-Villazón | Control

Menos control en la frontera: Hay personal de Gendarmería y del Ejército aislados

Lo informó el intendente de La Quiaca, Blas Gallardo y explicó que una de las guardias tuvo contacto estrecho con un caso positivo que cruzó desde Bolivia, mientras que la otra guardia se aisló luego de que dos soldados dieran positivo. "Hay mucho trabajo para escaso personal", sostuvo.

  • Menos control en la frontera La Quiaca-Villazón.
  • Hay una guardia de Gendarmería y otra guardia del Ejército aisladas, por haber tenido contacto con casos positivos.
  • El paso de personas con doble nacionalidad por sitios ilegales sigue siendo una constante.

En el marco del plan de prevención del Covid-19 en Jujuy, el gobierno implementó como uno de sus pilares fundamentales "Fronteras Sanitarias Seguras", plan que por estos días se ve afectado por la disminución de personal.

Particularmente en La Quiaca-Villazón, dos guardias, una de Gendarmería y otra del Ejército, tuvieron que ser aisladas de manera preventiva tras mantener contacto con casos positivos.

Al respecto el intendente Blas Gallardo, explicó, "El control de Villazón es difícil para las fuerzas de seguridad, es un área extensa y muy permeable".

"Se ven disminuidas las fuerzas en cuanto a personal porque tenemos una guardia aislada de gendarmería nacional porque tuvieron contacto con una señora de Bolivia que cruzó y dio positivo".

A su vez indicó que hay una dotación del Ejército que permanece aislada porque el día domingo se informó que dos soldados arrojaron resultado positivo.

"Con dos casos en el Ejército también hay otra guardia aislada preventivamente, así que estamos trabajando con lo que podemos. Hay mucho trabajo para escaso personal", expresó.

Según datos del municipio, el 90% de los contagios se han dado por conglomerado en instituciones públicas y privadas, entre ellas la policía, empresas mineras y ahora el Ejército.

En el día de ayer se informó además que hay circulación comunitaria en la ciudad fronteriza porque no se pudo precisar el origen de los últimos contagios, entre ellos el de los dos efectivos del Ejército.

Frente a este contexto hay menos control en la zona y el paso de personas con doble nacionalidad por sitios ilegales sigue siendo una constante.

Pan-fronteras-sanitarias-seguras-1140x609.jpg

Cabe señalar que “Fronteras Sanitarias Seguras” se implementó a fin de activar dispositivos de seguridad para evitar la circulación del coronavirus en la provincia. No obstante, tanto en La Quiaca como en Villazón, los primeros contagios tuvieron vinculación con la comercialización de la hoja de coca.

Por dicha situación el gobierno fue blanco de críticas, luego de que se conociera que los dos primeros efectivos contagiados, que habrían desatado el brote en la provincia, contrajeron la enfermedad por cruzar a comprar hojas de coca en Bolivia, en circunstancias de un viaje realizado a La Quiaca junto a la comitiva encabezada por el gobernador, Gerardo Morales.

Para dilucidar si hubo contrabando, el gobierno inició una investigación contra los efectivos Hugo Orlando Cruz y Arnaldo César Ramos, quienes fueron imputados por las conductas previstas y penadas por los artículos 205 y 248 de Código Penal. “No tenemos certeza que no hayan cruzado a comprar coca en Villazón”, admitió Gerardo Morales.

Dejá tu comentario