Política | GERARDO MORALES | Chuli Jorge | Julio Bravo

Elecciones el 7 de mayo y Morales es candidato

Finalmente y luego de interminables especulaciones, el Gobierno Provincial convocó a elecciones para el próximo 7 de mayo.

No es para nada una fecha antojadiza, es una fecha que esta acomodada únicamente a los intereses de Gerardo Morales, que como siempre nada tienen que ver con los intereses de los jujeños.

Algunas cuestiones que Morales tuvo en cuenta para la elección de cargos provinciales y los convencionales, tienen que ver con las elecciones convocadas en otros distritos nacionales.

Salta y Tucumán van a votar el 14 de mayo, en la especulación de Morales esta el resultado de esos dos distritos.

En Tucumán es prácticamente seguro que Juan Mazur y Jaldo se alcen con el triunfo, mientras que en Salta, las probabilidades de una reelección de Gustavo Sáenz son altas aunque nadie se atreva a firmar un documento con esta posibilidad.

La especulación esta en lo que puedan decir los principales medios nacionales, acá la disputa es por la portada.

Si Jujuy va a elecciones el mismo día que los vecinos, el volumen político de Tucumán, con la sola presencia de Manzur, acapararía la centralidad mediática, opacando el resultado de Jujuy.

Morales en sus veleidades de llegar a la carrera nacional necesita mostrar volumen político en Jujuy, erigirse con un triunfo e inundar los medios nacionales con publinotas que lo muestren ganador.

Morales entiende que ese tiene que ser el último empujón para llegar a integrar una lista. Para este cometido, no hay que descartar la presencia de Morales en la nomina de candidatos.

Fuentes seguras sostienen que el mandatario será el primer candidato a convencional constituyente y así ser el cadenero de la lista radical.

Morales sabe que sus eventuales candidatos a la gobernación de la provincia no gozan de demasiada consideración pública, de manera tal que está prácticamente obligado a salir a disputar la contienda.

Si él es candidato a convencional y los resultados le son favorables, los titulares serán que “Ganó Morales”, dejando a la formula gubernamental en segundo plano.

Entonces son dos las razones que lo llevan a Morales a encabezar la lista de convencionales constituyentes, primero traccionar una lista que de por sí parece pesada, y segundo el titular del medio que lo nombre como ganador.

Por supuesto que para esto deberán hacer algunas trampitas más, como por ejemplo acomodar la sabana del voto de manera tal que el nombre de Morales pueda ir en el primer cuerpo con tipografía molde y foto.

Durante la conferencia de prensa donde anuncian la fecha de elecciones, Álvarez García dejó traslucir que Carlos Sadir goza del beneplácito de Morales para ser el candidato a gobernador, inclusive va más allá y sostiene que la formula respetará la lógica de un radical como candidato a gobernador y un peronista como candidato a vicegobernador.

En esta cuestión el primero en anotarse fue Gaspar Santillán, que según fuentes confiables no goza de ningún apoyo político, que solo se trata de una auto-postulación y que por estas horas recorre los despachos de la política intentando algún tipo de padrinazgo que lo acompañe en su pretensión. Dicen que por ahora solo promesas pero nada efectivo y Santillán mejor que nadie sabe que a los políticos no hay que creerles.

Por su parte Raúl Jorge sigue optando por un prudente silencio, llamó mucho la atención que Álvarez García no haya insinuado el nombre del alcalde de la ciudad, habida cuenta que para muchos es número puesto para suceder a Morales, además de contar en su haber con los mejores números de las encuestas que encarga en mismo oficialismo.

Cuando se habla de fórmula mixta (radical – peronista) y se invoca el nombre de Raúl Jorge, inmediatamente aparece como su compañero de fórmula el presidente del PJ, Rubén Rivarola, quien desde hace muchos años mantiene estrechos vínculos con Jorge, inclusive, en los últimos tiempos aparecieron juntos en algunos actos.

Jorge – Rivarola será la apuesta del flácido PJ y de algún sector de la UCR.

Mientras tanto en el ramal, el intendente de San Pedro, Julio Bravo intenta ganar terreno en la carrera por la gobernación. Fue el primero en entrar en la gatera y sin eufemismo alguno anunciar sus intenciones de mudar sus reales al palacio de calle San Martín.

En este derrotero Bravo intenta cerrar acuerdos políticos con sus pares de la región, inclusive algunos opíparos y bien regados asados de intendentes se convirtieron en literales mítines, recogiendo el aval de algunos alcaldes que insisten con una formula radical pura, ya que no están convencidos de la mixtura que pretende imponer nuevamente Morales.

Los tiempos comenzaron a correr, y la cerrera interna en el oficialismo promete muchas curvas y chicanas, nada está dicho y los candidatos pantallas van a abundar.

Dejá tu comentario