Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Sector privado

Pymes: la “mejor ley del país” no entusiasma a los empresarios

A casi tres años de que el gobierno provincial lanzara con gran expectativa la Ley de Promoción Inversiones, sólo un porcentaje ínfimo ha adherido a la normativa. Los empresarios atribuyen ese fracaso a la falta de difusión pero también señalan que no hay seguridad jurídica sobre la tributación y que no hay políticas oficiales.

  • El gobierno no logra convencer a los empresarios para que inviertan en Jujuy.
  • La Ley de Promoción de Inversiones no ha tenido ni remotamente el nivel de adhesión esperado.
  • Desde el sector empresario sólo hay críticas para el gobierno por no abrir canales de comunicación.

Allá por junio de 2016, se aprobó la ley N°5922 de Promoción de inversiones y empleo, y paralelamente se creó un fondo de 60 millones de pesos para beneficiar a empresas que inviertan en Jujuy.

En su momento, el ministro de Producción había asegurado que se trataba de “la mejor ley del país” pero sin brindar datos precisos de  sobre la cantidad de empresas adheridas, rubros y aplicación de los fondos que iban a recibir.

Casi tres años han transcurrido y en todo ese tiempo la normativa no tenido la repercusión esperada.

De las más de 6 mil pequeñas y medianas empresas registradas en Jujuy, solamente alrededor de 18 se sumaron a los beneficios de la ley que proponía el gobierno para darle impulso al sector privado.

La cifra es ínfima y sirve para poner en perspectiva el grado de desconfianza del sector privado en los anuncios oficiales.

Sin embargo, hay otros factores que pueden haber influido en este desenlace. JujuyalMomento consultó a diferentes empresarios locales que coincidieron en que el principal error ha sido la falta de difusión por parte del Ejecutivo provincial. Algo que, según destacaron, se ha vuelto frecuente en todo anuncio. En otras palabras, sostienen que el gobierno se apresura en poner en marcha iniciativas que no están debidamente respaldadas o que no cuentan con una consulta previa a los supuestos destinatarios.

Un conocido empresario de Jujuy, José Balut, sostuvo que “hay una total desconexión del gobierno con las cámaras y las cámaras se prestan a cierto silencio con  el gobierno. Entonces no hay comunicación con el resto de los asociados. Estamos prácticamente desvinculados. Veo una mezquindad bastante grande”.

“No tenemos información  al respecto”, agregó.

Balut indicó que aún si hubiera tenido una correcta  difusión, las condiciones favorables para invertir no están dadas en el país y tampoco en Jujuy

En el caso puntual de Jujuy, afirmó, la situación es peor  ya que no hay una seguridad jurídica sobre la tributación que hacen las empresas con su obtención de beneficios.

"No hay iniciativa del gobierno ni dirección. No se crean inversiones para mantener en el tiempo. El gobierno se pone a hacer cosas que no le compete como el mantenimiento del ingenio la esperanza que ha sido un total fracaso, meterse a querer que los productores agropecuarios produzcan cannabis. Yo también puedo ser un gran empresario con la plata del pueblo y sin rendir cuentas", concluyó

Para el empresario Ángel Burgos fue un error que el gobierno no haya promocionado la ley ni conversado con el sector. 

“No sabemos quiénes son los destinatarios. Es bastante confusa y no tuvo difusión. No se invitó a todos los sectores a participar. Es un poco egoísta. No han sabido promocionarla o difundirla”, afirmó.

Asimismo, indicó que las cargas tributarias desalientan a los inversores. “La gente no quiere arriesgarse a quedar sin nada”, opinó.

Pero no todas no críticas a la ley o al proceder del gobierno. Luis Alonso el presidente de la Unión de Empresarios de Jujuy hoy alineado con el gobierno destacó las bondades de la normativa

“La realidad es que nosotros hace un tiempo largo venimos trabajando en el tema, hace dos años desde nuestra institución y vemos que es una ley muy beneficiosa”, precisó.

“Nos aparece muy importante la ley y las herramientas que genera para las pymes. Genera un reintegro de la inversión del 30%, una disminución de un importante porcentaje de las contribuciones patronales de los nuevos empleados según la inversión, a su vez genera reducciones de los impuestos provinciales como ingresos brutos, impuesto inmobiliario. Va a ser que las pymes puedan generar nuevo empleo genuino”.

Una mirada un tanto optimista de una iniciativa que el gobierno elogia pero se contrasta con los números magros de la actividad.

 

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión