Jujuy | Libertador Gral. San Martín | COLAPSO DE LA SALUD |

La explicación que dio el Hospital Orías sobre la suspensión de un médico

La Dirección Administrativa del Hospital de Libertador señaló que la suspensión del Dr. Horacio Boero fue por "declaraciones xenófobas", sin embargo, tanto como para los diputados del PJ como para el propio médico, se trató de un acto persecutorio y de disciplinamiento.

  • La Dirección Administrativa del Hospital de Libertador fundamentó los motivos de la suspensión del Dr. Horacio Boero.
  • El médico que fue apartado del cargo había recibido a diputados del PJ que visibilizaron las malas condiciones del nosocomio.
  • Pese al comunicado del hospital para el galeno se trató de un acto persecutorio.

Luego de que diputados del PJ y parte del equipo de salud del Hospital Oscar Orías expusieran la frágil situación en la que se encuentra el nosocomio, se conoció la suspensión del jefe de cirugía, Horacio Boero, a quien se le aplicó una sanción de 15 días y se lo separó del cargo.

Por la trascendencia que tuvo la medida, desde la Dirección de dicho hospital emitieron un comunicado en el que apuntaron contra los medios por “omitir la fundamentación completa”. Seguidamente explicaron que el motivo fueron “sus declaraciones xenófobas impartidas el día 13 de febrero del corriente año en horas de la mañana en el Ateneo, sito en dicho hospital, que fueron propinadas contra los profesionales venezolanos que cumplen funciones en la institución”.

Además se subraya que el Dr. Boero incurrió en “conductas contrarias a lo establecido en los incisos 4, 5 y 24 del Artículo 100 de la Ley N° 3161/74, los cuales establecen que los agentes de la administración están obligados a observar, en el servicio y fuera de él, una conducta decorosa y digna de la consideración y de la confianza que su estado oficial exige dispensar un trato cortés, respetuoso, atento, diligente y solícito al público; conducta que deberá observar asimismo respecto a sus superiores, compañeros y subordinados y responder de los daños que cause a los intereses del Estado por culpa, negligencia o en ejercicio de sus funciones”.

Pese a las razones expuestas, tanto para los diputados del PJ como para el propio médico, se trató de un acto persecutorio y de disciplinamiento.

En una nota para Radio 2 el médico dijo, “Lo tomo como una persecución porque no hubo un trámite administrativo. No tuve ni derecho a réplica”.

“Los legisladores tienen el derecho de venir a ver. A hacer visible lo que la gente reclama”, indicó respecto a la visita realizada por los funcionarios para conocer el estado del Hospital.

“Para algunos toda la salud pública brilla”, ironizó al tiempo que dijo que ya había manifestado su preocupación por las falencias del nosocomio ante los directivos.

1-576x1024.jpg

2-2-576x1024.jpg
3-1-576x1024.jpg
4-1-576x1024.jpg

Dejá tu comentario