Política | Congreso Nacional | Gustavo Bouhid y Jorge Rizzotti | Consenso Fiscal

Otra vez Morales con el kirchnerismo

El Congreso de la Nación aprobó el mentado Consenso Fiscal, el Gobierno junto a radicales jujeños, y correntinos, consiguió 136 votos a favor, hubo 108 en contra y cuatro abstenciones.

El Congreso de la Nación aprobó el mentado Consenso Fiscal, el Gobierno junto a radicales jujeños, y correntinos, consiguió 136 votos a favor, hubo 108 en contra y cuatro abstenciones.

Este nuevo consenso habilita a las provincias a subir impuestos como Ingresos Brutos y a las ventas de inmuebles o automotores y Sellos, aunque con topes máximos. También podrán endeudarse en moneda extranjera.

Este nuevo acuerdo fue votado en contra por Juntos por el Cambio, el Frente de Izquierda y los dos bloques del liberalismo, Avanza Libertad y La Libertad Avanza.

Además establecen la prórroga de seis impuestos que vencen a fin de año, y cuya recaudación está prevista en el Presupuesto 2023.

Como en oportunidades anteriores, Gustavo Bouhid y Jorge Rizzotti acompañaron esta iniciativa del kirchnerismo, a pesar que este Pacto Fiscal es absolutamente nocivo para la actividad privada en Jujuy, ya asfixiada de tantos impuestos y trabas del Estado para poder trabajar.

También hablan del mentado ordenamiento tributario, enunciado tan viejo como la humanidad misma, según dicen los promotores del nuevo consenso fiscal, las alícuotas de Ingresos Brutos no puedan exceder a las fijadas para cada actividad y además ratifica la decisión de evaluar durante este año la posibilidad de legislar sobre un impuesto a la herencia, tributo al cual Morales también se mostro entusiasta.

Si bien es cierto que para Jujuy todo lo aprobado en el Congreso es preocupante, hay que mirar el capítulo denominado de "endeudamiento responsable", acá este acuerdo de cúpulas dispone que las provincias puedan aumentar el stock de deuda en moneda extranjera solo a través de líneas de financiamiento con organismos bilaterales o multilaterales de crédito. Lo que no se entiende bien es ese concepto de “responsable” cuando es una perogrullada la irresponsabilidad de los gobernantes a la hora de contraer endeudamiento para seguir financiando la política, y en este rubro Jujuy es el mejor exponente nacional, una deuda externa que supera con creces los 1500 millones de dólares, y que la provincia es incapaz de pagar, el destino de los fondos es incierto y están comprometidas por lo menos tres generaciones de Jujeños.

En tanto, en materia de responsabilidad fiscal, la iniciativa estipula que "la regla de límite de crecimiento del gasto estará regida en todos los casos por el incremento del PBI". En cuanto al impuesto a los sellos, se estableció una alícuota máxima del 3,5% a la transferencia de inmuebles; del 3% a la transferencia de automotores; y del 2% a los restantes actos, contratos y operaciones alcanzadas por este tributo en general.

En el Congreso, a excepción de Alejandro Vilca, los diputados Bohuid, Moisés, Ferreyra y Rizzotti votaron en contra de los intereses de los jujeños, y apoyaron únicamente los intereses de Gerardo Morales, que muy lejos están de ser comunes a una sociedad cada vez mas estrujada por un Estado tan gigantesco como ineficaz e ineficiente.

Cuando el kirchnerismo lanzó es Pacto Fiscal, en Olivos hubo una foto de familia donde está Alberto Fernández con prácticamente todos los gobernadores, en ese momento en radio 2 recordábamos aquel decir de campo: “Reunión de pastores, mortandad de ovejas…”

Dejá tu comentario