Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

10 claves

Transporte: lo que deja el peor paro de la historia

El conflicto más largo e intenso que se recuerde fue solucionado con un parche: el gobierno adelantó fondos que ya tenía previsto enviar y las empresas pusieron fecha para cancelar las deudas con sus trabajadores; el problema de fondo sigue vigente: el sistema es un rompecabezas que nadie sabe armar correctamente. 

  • Apareció el dinero y destrabó el paro de transporte: lo puso el Estado. 
  • Numerosos problemas de fondo afectan el funcionamiento normal del sistema. 
  • Hay funcionarios del área que no estuvieron a la altura de la circunstancia. 
  • El papel de los empresarios vuelve a quedar en la mira: sin subsidios amenazan con fundirse. 

El sistema de transporte en Jujuy es algo complejo pero es posible comprender cómo funciona y cuáles son sus problemas actuales. 

El dato clave es el precio del boleto que pagan los usuarios: según los empresarios, para el sistema funcione cada pasaje debería costar un dólar. Con el cambio actual, el precio sería de 44 pesos aproximadamente. 

Cómo los usuarios no podrían pagar ese precio pagan poco menos de la mitad y el gobierno, en el orden provincial y nacional, completa ese valor. 

El primer punto discutible aparece aquí: nunca se ha explicitado un estudio de costos que demuestre que ese es el valor real del boleto. Lo dicen las empresas, pero nadie lo ha demostrado fehacientemente. Se trata de un servicio público, en consecuencia esa información debería ser accesible a toda la ciudadanía

Aceptando que esa cifra es correcta, debe estudiarse cómo compensa el Estado lo que los usuarios no pagan

Lo hace la provincia, a través de un fondo mensual de 45 millones de pesos. También la nación, con otro aporte cercano a los 27 millones de pesos al mes.Todo eso, más la tarifa, según los empresarios aun así no alcanza. 

El argumento es, entre otros, el contexto inflacionario del país, que hace que la moneda pierda valor y todos los ingresos deban actualizarse y discutirse constantemente. 

Ese fue, a grandes rasgos, el origen de las deudas con los trabajadores que motivaron el intenso conflicto. 

Por otro lado, el conflicto demostró una evidente parálisis en el estado, en todos sus ámbitos, que no pudo garantizar que un servicio público esencial se brinde mientras se solucionan problemas inherentes al servicio

Allí, funcionarios clave brillaron por su ausencia y se dijo que, con furia, el gobernador Gerardo Morales desde China les exigió que encuentren soluciones. 

Para pasar en limpio los puntos esenciales que quedaron expuestas tras la solución transitoria al conflicto, pueden enumerarse las siguientes 10 claves. 

1. El boleto tendría que costar un dólar ($43,60), según los empresarios. 

2. La provincia transfiere 45 millones de pesos en subsidios los días 10 y 20 de cada mes. 

3. El gobierno nacional aporta aproximadamente 27 millones de pesos mensuales más por un fondo especial que se habilitó en marzo, por gestión de la intendencia.

4. Además la provincia paga gratuidades para estudiantes y docentes: BEGU y abonos.

5. Los casinos nunca pusieron la plata para financiar esto.

6. El gobierno nacional, además realiza el pago de un ATS (Aporte de los tributos sociales), con el que financia la tarifa social (jubilados y discapacitados).  

7. Hay un problema político: cuando no está Morales, los funcionarios vacilan, temen tomar decisiones y se quedan sin reacción. 

8. Había una ley para garantizar el servicio (4.175, art. 17) que nadie hizo aplicar. 

9. El municipio y la provincia podrían haber auditado a las empresas y no lo hicieron. Quizás lo hagan a partir de esta situación. 

10. La renta de las empresas es una incógnita. Ellos dicen que tienen derecho a tenerla, algo obvio, pero no se sabe con certeza si es excesiva y si hicieron las inversiones pertinentes durante los años de bonanza en el sistema.

 

Cargando ...

Compartí tu opinión