Mundo | Rusia | ucrania | Frontera

Rusia y Estados Unidos retomarán conversaciones la próxima semana

El secretario de Estado Antony Blinken describió positivamente la última charla que mantuvo con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, quien optó por una postura más rígida sobre las presuntas preocupaciones del gigante europeo en el vecino país.

  • El escenario de tensión entre Ruisa y Ucrania continúa en aumento a pesar de la mediación internacional.
  • Durante dos horas el secretario de Estado del gobierno estadounidense mantuvo charlas con el ministro ruso de Relaciones Exteriores.
  • Las conversaciones serán retomadas la próxima semana; Rusia insiste con su preocupación por el avance occidental en territorios linderos.

Rusia y Estados Unidos acordaron este viernes volver a dialogar "la próxima semana" sobre la crisis en torno a Ucrania, en cuya frontera siguen concentradas fuerzas militares rusas.

Los jefes de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, y estadounidense, Antony Blinken, mantuvieron conversaciones "francas" en Ginebra.

El diálogo, aseguró Blinken, fue "franco y sustancial" pero también sirvió para rebajar tensiones tras semanas de escalada verbal entre ambas naciones.

En tanto que Lavrov señaló haber acordado con el secretario de Estado estadounidense "un diálogo razonable" para "calmar las emociones" tras algo menos de dos horas de reunión.

Conflicto en Ucrania: dónde están las tropas rusas y cómo se llegó hasta una posible invasión

Una vez finalizado el encuentro, el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores advirtió en un comunicado que si los occidentales seguían "ignorando las preocupaciones legítimas de Rusia" en relación a la ampliación de la OTAN en Ucrania y en su frontera occidental, habrá "graves consecuencias".

"Esto puede evitarse si Washington reacciona positivamente a nuestros proyectos de acuerdo sobre garantías de seguridad", manifestó el Ministerio.

Frente a la advertencia, el jefe de la diplomacia estadounidense pidió a Rusia que demuestre que no tiene intención alguna de invadir a su vecino y "una muy buena manera para empezar sería desescalando, haciendo retroceder esas fuerzas en la frontera de Ucrania", afirmó Blinken.

El Kremlin niega cualquier intención bélica, pero condiciona la desescalada a la firma de tratados que garanticen la no expansión de la OTAN y la retirada de la Alianza transatlántica de Europa del Este.

Fuente: ambito.com

Dejá tu comentario