Mundo | NIÑOS | Estudiantes |

Le diagnosticaron cáncer y enseña desde el hospital a sus alumnos

Wil Loesel decidió seguir dando clases porque dejar a los niños sería "una locura". "Puedo ver sus caras y emociones", contó.

  • Comenzó a enseñar en agosto de 2019. Logró conectar con todos sus 117 estudiantes.
  • Mientras Loesel recibe quimioterapia en el hospital, continúa enseñando.

Así como los estudiantes tienen que adaptarse a la nueva forma de asistir a clases, los maestros también. Aprender y enseñar en línea es bastante complicado.

De repente, sus hogares se convirtieron en aulas. Pero para un maestro de Carolina del Norte, Estados Unidos, su habitación del hospital es la sala para enseñar a un octavo grado.

Wil Loesel es maestro en la Escuela Intermedia Albemarle Road y le diagnosticaron linfoma no Hodgkin en etapa IV. Después de años de trabajar en empresas estadounidenses, Loesel necesitaba un cambio de rumbo.

“Creo que fue cuando cumplí 40 años lo que me hizo pensar: ‘¿Qué estoy haciendo todos los días que sea significativo, que ayude a las personas o haga algo?’. Porque miré hacia atrás y tuve una gran carrera, pero no logré nada [con un propósito] aparte de establecer a mi familia (financieramente)”, confesó a la revista People.

Mientras buscaba carreras que podría seguir, se encontró con Teach for America, una organización sin fines de lucro que ubica a maestros en escuelas de bajos ingresos, durante al menos dos años para ayudar a educar a estudiantes que no reciben las mismas oportunidades que los de otras comunidades.

Finalmente le asignaron la escuela secundaria Albemarle Road y comenzó a enseñar en agosto de 2019.

El año escolar tuvo un gran comienzo. Logró conectar con todos sus 117 estudiantes, y finalmente sentía que estaba haciendo una diferencia, pero después del año nuevo comenzó a sentirse enfermo.

image.png

Múltiples citas y exploraciones revelaron que tenía linfoma no Hodgkin que eventualmente lo llevó a una estadía en el hospital junto con un plan de tratamiento agresivo. Eso fue al mismo tiempo que las escuelas comenzaron a cambiar a educación a distancia por la pandemia. Entonces su modalidad también cambió: mientras Loesel recibe quimioterapia en el hospital, continúa enseñando.

“La gente sigue preguntando, ‘¿Cómo puedes seguir enseñando desde el hospital?’ Y yo digo, ‘Ese soy yo’. Pasé tanto tiempo construyendo confianza con estos niños en los últimos seis meses y ahora todos se están volviendo locos porque no saben lo que sucede e imaginenme desapareciendo durante esas últimas seis semanas. Eso sería una locura ”, dijo el maestro.

“Puedo ver sus caras y emociones. Cuando hago quimioterapia, estoy en el hospital durante cuatro días seguidos, así que sigo y puedo hablar con los niños unas horas y hacerlo». Los registros han sido geniales. Me siento afortunado”, comentó a FOX 46.

FUENTE: upsocl

Dejá tu comentario