Jujuy |

Las pymes jujeñas en crisis por las medidas "poco federales" del gobierno

Diferentes exponentes del sector se refirieron al duro momento que atraviesa el empresariado de Jujuy frente a las continúas obligaciones tributarias y salariales.

  • Para el sector, las medidas que se toman en Buenos Aires no tienen en cuenta la actividad económica y las necesidades del interior.

  • Una de las mayores preocupaciones son los riegos laborales que podrían traer despidos o informalizar la actividad.
  • La crisis del sector privado se agudiza y cada vez es más difícil para las pymes hacer frente a las exigencias del Ejecutivo. Hace pocos días los expendedores de combustibles informaron que pagarán el bono de $4000 pesos que decretó el gobierno nacional a cargo de Alberto Fernández. Sin embargo, el empresariado se muestra preocupado de no poder dar cumplimiento a las obligaciones tributarias y los aumentos salariales del 2020.

    El caso de las pymes jujeñas merece mención aparte. En diálogo con “El Colectivo” que se trasmite por Canal 2, Luis Alonso, presidente de la Unión de Empresarios de Jujuy, alertó sobre la necesidad de regionalizar o segmentar los aumentos para los privados en Jujuy. “No es lo mismo Jujuy, o el interior profundo de nuestra provincia, con respecto a las provincias centrales de nuestro país que generan la mayor cantidad de recursos y actividad económica”, reflexionó.

    Muchas veces se toman medidas en Buenos Aires y no se tiene en cuenta el interior, indicó Alonso.

    En la misma línea, el arquitecto Ignacio Sadir, vicepresidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y vicepresidente primero de la Unión de Empresarios de Jujuy, expresó que se continúa vulnerando el “concepto federal de este país”. Para Sadir la política es consciente de esta problemática, que afecta sobre todo a las medianas y pequeñas empresas del interior del país, pero “están más preocupados por no perder el lugar que por corregir una tendencia que en Argentina viene desde los años 70 del siglo pasado”.

    Embed

    “El problema radica en que el país se armó en grandes empresas que se hiperconcentraron en algunas provincias: Buenos Aires, algunos lugares de Santa Fe y Córdoba. La política no quiere pelearse con estos grupos de poder porque son quienes soportan las campañas políticas”, indicó Sadir.

    El sector alertó al Gobierno Nacional sobre la dificultad del pago de los bonos de $4000 pesos, aunque reconocen que es necesario rever el salario debido a las tres devaluaciones durante el año 2019. En ese marco, Sadir sostuvo que se tienen que evaluar las formas en cómo se implementan estas políticas compensatorias y no pensar en “parches” que creen solucionar el problema de la crisis económica de los trabajadores.

    Respecto al sector del turismo, el cual se vio beneficiado por la implementación del dólar solidario, Sadir reconoció que la capital jujeña crece “muy de a poco” pero que los valores económicos continúan sin poder sostener un crecimiento sólido.

    "Marzo va a ser un mes difícil, los flujos de dinero están muy complicados y este 2020 va a ser un año difícil con los $25 mil millones de dólares que tenemos que devolver al fondo se vuelve inviable", reflexionó.

    El panorama es desalentador. Alonso adelantó que de no revertirse la situación los comercios deberán cerrar dejando a cientos de personas desempleadas. Otra de las salidas es informatizarse para ser competitivas, todas acciones que derivan en la pérdida de beneficios para los trabajadores.

    “Si siguen apoyando la economía en la caja de las pymes seguiremos cerrando pymes y yéndonos a la vereda, a vender como venden los ambulantes. Cada vez la economía pyme se tiene que informalizar más para poder competir, fundamentalmente en el NOA”, agregó Sadir.

    En este contexto se habla de un 70% de actividad informalidad en las medianas y pequeñas pymes del NOA y el NEA.

    Cabe recordar, que el sector tuvo un duro comienzo de año, no sólo por el bono de $4000 pesos que decretó el gobierno, sino por el impuestazo del 30% al dólar. En este marcó Alfredo González, presidente de la Cámara de Emprendedores, habló de la situación de los estacioneros en la provincia, un claro ejemplo de la crisis que atraviesa el sector.

    Embed

    "En Jujuy la situación es aún más compleja porque la mayoría de las pymes son familiares, y en muchos de los casos, sus empleados llevan una importante cantidad de años de servicio por lo que el retiro voluntario aún no es una opción para reducir costos, por lo complejo de la doble indemnización. Para González no es la intención despedir gente y remarcó que “es el único sector que no redujo la cantidad de personal”.

    González explicó la complicada situación ante el reciente anuncio de los expendedores de combustible de cumplir con el decreto de necesidad de urgencia. Aunque una de las mayores preocupaciones del sector radica en los riesgos laborales.

    “Lo que no están midiendo a nivel nacional, cuando ahogan así a las pymes, es que ponen en riesgo puestos de trabajo de 4 o 5 personas que hay que despedir para poder pagar el bono de las otras 15 personas”, enfatizó González.

    Muchas veces se toman medidas en Buenos Aires y no se tiene en cuenta el interior profundo, Jujuy es una de las provincia que es dependiente a nivel nacional porque tiene un déficit general”, concluyó Alonso.

    Dejá tu comentario