Jujuy | gastronómicos | informalidad | Palpalá

Gastronómicos en peligro: "El mismo gobierno te va haciendo pasar a la informalidad"

Sostienen que muchos comercios del rubro cerrarán sus puertas en el futuro cercano; la única posibilidad de mantenerse es funcionar en la ilegalidad, sin pagar impuestos.

  • Empresaria gastronómica de Palpalá resumió la situación del sector: aumentos constantes de precios, inaguantable presión fiscal y evaluación de cierre.
  • Sostuvo que la única posibilidad de mantener un local es de forma ilegal, sin pagar impuestos.

Fernanda Guarnieri, empresaria gastronómica de Palpalá, resumió la situación del sector en la actualidad: inflación extrema, con aumentos constantes de los precios de insumos y materia prima (“la cerveza aumentó de precio tres veces en una semana, la gaseosa tiene aumentos de precio semanales”), inaguantable presión tributaria y posibilidad de cierre de muchos restaurantes y locales similares.

La única posibilidad de sobrevivir es la ilegalidad; “vender en casa, como hacen todos, es la única manera que podés subsistir. El mismo gobierno te va presionando a pasarte de lo formal a lo informal”.

El consumo se redujo en un 40% y los clientes locales no son suficientes; quienes, por ejemplo, antes pedían una pizza especial ahora piden una común, y salen cada vez menos. Son más comunes las reuniones en hogares que las salidas a cenar, para abaratar costos, lo que reduce las ganancias de los empresarios.

“La gente sale a buscar precio, y lo que salva al rubro gastronómico es el turismo externo. Si tuviéramos que vivir del local no se podría sostener un negocio”.

Las ventas con el consumo local bajó un 40%

En enero, de acuerdo a Guarnieri, el precio de los insumos y la materia prima que necesita aumentó un 40%, lo que la obligó a incrementar sus precios entre 15% y 20%. A pesar de ello, los precios con respecto al mismo rubro en San Salvador son menores, por lo que muchos capitalinos viajan a Palpalá a cenar o almorzar en sandwicherías y pizzerías.

Incluso con las mejores perspectivas y resultados, solo se termina empatando; quien tiene muchos empleados en blanco es quien peor la pasa, “porque tenés que sacar de otro lado para solventar y equiparar la situación”. Y la situación aparentemente no mejorará: se vienen febrero, mes de Carnaval, y marzo, con el comienzo del ciclo lectivo, “el peor mes a nivel gastronómico”, dijo.

“Los impuestos nos están matando, hay locales que estamos al borde del cierre. Por más ventas que hagas llega fin de mes y terminás pagando impuestos (que) te asfixian”.

Dejá tu comentario