Policiales | En Plaza Belgrano |

Más de mil policias para desalojar a la Corriente del Pueblo

En horas de la madrugada mil policías, a las órdenes del Secretario de Seguridad Jorge Zurueta, desalojaron a integrantes de la Corriente del Pueblo que mantenían una carpeada en Plaza Belgrano.

Las fuerzas policiales que no se utilizan para combatir el delito y el narcotráfico en la provincia, están disponibles para combatir la necesidad de la gente y de las organizaciones sociales que reclaman por sus derechos.

Para el operativo también se dispusieron seis camionetas, dos camiones, un colectivo, camión de agua de Bomberos y la Sección canes de la Policía y guardia de Infanterías y cincuenta policías de civil (brigada), todo para desalojar a treinta  personas de la plaza.

“Desde las 2 de la mañana y durante una hora y media, unos mil efectivos se movilizaron para desalojarnos de plaza Belgrano. El operativo fue conducido personalmente por el secretario de Seguridad Zurueta; contó con efectivos apostados en diez cuadras a la redonda” manifestaron en un comunicado de prensa los miembros de la Corriente del Pueblo.

“El presupuesto destinado para reprimir a la Corriente del Pueblo bien podría ser destinado para desarrollar una verdadera política de combate a las bandas del narcotráfico, o bien encaminarse a resolver de una buena vez nuestras demandas” enfatizaron, mostrando la indignación del sector social ante la actitud del secretario de Seguridad.

Destacaron además que “una vez más el camino elegido por el Gobierno provincial intenta apagar el fuego con gasolina; que asuma su irresponsabilidad”.

Según Luciana Santillán, una de las principales referentes de la agrupación social, “hay motivos que son recurrentes” para mantener estas medidas de fuerza. “Estamos planteando un problema particular, con el Ministerio de Educación, que es por la renovación de los cargos de capacitadores. En la última semana se comprometieron en avanzar sobre cinco proyectos con respecto a bibliotecas, escuelas de oficios. Plantearon que eran de alta viabilidad y que podían salir y no se avanzó en nada”.

Además recalcó que desde el Ministerio de Ordenamiento Territorial, se hizo un acuerdo de inicio de obra en el Barrio “Lucas Arias” para dotar del servicio de luz al sector, en acuerdo con Ejesa. “Ya llevamos dos meses de atraso”.

Santillán reconoció que no son los únicos conflictos que tienen con el Estado provincial. “Se cortó ruta 66 a la altura de Agua Caliente, donde tenemos una gran cantidad de compañeros que son pequeños productores, arrendatarios sin tierra, que plantean un grave problema, que en los próximos años van a dejar de ser productores y pasarán a ser desocupados, porque no reciben ningún tipo de apoyo de parte del Estado. Vienen desde el Ministerio de Agricultura Familiar de la Nación, anuncian millones de pesos de ayuda para la provincia y no se traduce en ayuda real a los pequeños productores”.

Dijo que en estos momentos hay absoluto hermetismo en el Gobierno, “no sabemos por qué esta decisión de no querer resolver nada”.

Reconoció además que se está planteando hacer medidas escalonadas, que arrancaron con este corte. Mañana se harían otras medidas, que se irán analizando en las próximas horas. 

Dejá tu comentario