Jujuy | economía popular | TRABAJO | Planes

Ingresar al Estado o subsistir en la economía popular, cuando el empleo privado deja de ser opción

Las cifras del Ministerio de Desarrollo Social ubican a Jujuy entre las provincias con menor empleo formal registrado según población activa. Una encuesta ciudadana ratificó el dato, los empresarios no consideran viable la contratación y la economía de subsistencia se vuelva una opción cada vez más recurrente.

  • La cantidad de trabajadores de la economía popular superan ampliamente a sus pares del sector privado.
  • A pesar de los objetivos históricos de Gerardo Morales no han podido atraer grandes inversiones a la provincia.
  • Según informes del Ministerio de Desarrollo Social, ratificados por sitios periodísticos y referentes de organizaciones sociales: la economía de subsistencia gana espacios ante el desinterés de los empresarios para incorporar nuevos empleados.

¿Gran creador de puestos laborales o gerenciador de planes sociales? Quedará a criterio del lector el mote elegido para Gerardo Morales y sus casi siete años de administración. Pero es necesario tener un caudal de datos suficiente para llegar a la conclusión, no solo un conveniente informe superficial del Indec cuya muestra solo evalúa el conglomerado Jujuy-Palpalá.

Es cierto que en la última publicación sobre el Mercado de Trabajo basado en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) nuestra provincia se posiciona 2 puntos por debajo del promedio nacional de desocupación. Dato celebrado en repetidas oportunidades por el mandatario, sin reparar en que la tasa de subocupación (16,4%) y ocupados demandantes de empleo(28,5%) está entre las más altas. La mitad de la población económicamente activa, unas 82.000 personas están disconformes con su trabajo.

image.png

Morales propone crear 30.000 nuevos puestos a través del ambicioso Plan Maestro Plurianual, la vigente construcción de casi un centenar de nuevos edificios escolares pueden ser una vía más que efectiva para lograr tal cometido hasta 2023; con la esperanza de que sean sostenidos en el tiempo. La experiencia Cauchari por ejemplo necesitó de 1.200 trabajadores durante su montaje, pero las tres plantas fotovoltaicas terminaron por requerir solo una mínima fracción de operadores permanentes.

Embed

Y aunque la comitiva oficial pasó por más de diez países y tres continentes en busca de inversiones, la innegable realidad es que solo volvieron con abundantes deudas en moneda extranjera, en su defecto un puñado de memorándums generalmente no efectivizados en el tiempo. La última experiencia involucra a la empresa china Gotion Inc. cuya intención sería instalar un fábrica de baterías de litio en la Zona Franca de Perico (aproximadamente en un año).

Un informe del Centro de Economía Política Argentina destaco que más de un año después del piso de la pandemia (julio 2020), se han generado 293 mil puestos de trabajo, es decir superior al 100% del total perdido desde esa fecha. Durante el gobierno de Cambiemos se perdieron 273 mil puestos de trabajo registrado privado y todavía falta recuperar 172 mil más para alcanzar los niveles previos de 2018 y 2019. El NOA una de las regiones que más dificultades ha presentado para retornar a niveles prepandémicos.

Tras la pregunta realizada por nuestro medio, las respuestas de distintos empresarios y dueños de PYMES fue contundente “no incorporarán personal y nueva mano de obra para lo que resta del año”.

Las expectativas no son buenas sobre todo habiendo indagado en el rubro gastronómico, construcción, boliches bailables, vidrierías y hasta el área turismo, quienes aún se encuentran en busca de una recuperación. En general todos coinciden que el panorama económico es desfavorable, no se puede ni pensar en contratar a más personas por la baja en la actividad, el problema de los insumos, las exportaciones, los desabastecimientos de la misma materia prima y la inestabilidad del dólar.

El archivo traiciona y el contador Morales no fue la excepción. Al poco tiempo de asumir su rol como gobernador divulgaba mediáticamente las cifras del empleo estatal y privado. Según informó el ministro de Hacienda un par de meses atrás la planta estatal creció en 2.000 personas desde 2015 a la fecha. Y a pesar de las buenas intenciones gubernamentales el segundo indicador no se ha modificado tras siete años, así lo confirman los registros del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

Morales - Empleo público Jujuy

En Jujuy tenemos 85 mil empleados públicos y sólo 55 mil puestos de trabajo en la actividad privada. Es un modelo que se agotó, no hay trabajo y hay mucha violencia En Jujuy tenemos 85 mil empleados públicos y sólo 55 mil puestos de trabajo en la actividad privada. Es un modelo que se agotó, no hay trabajo y hay mucha violencia

Recientemente el popular sitio de fast check Chequeado publicó una informe integral sobre economía popular: definiendo el término, la cantidad de residentes argentinos comprendidos en esta clasificación, tareas habitualmente desempeñadas y asistencia social percibida. Si bien para el universo de trabajadores, 3.225.268 registrados en la actualidad, Jujuy representa un número minúsculo, si integra el poco grato grupo de 9 provincias cuyo número supera incluso al del sector privado. A continuación una réplica del gráfico elaborado por Chequeado.

Embed

Gonzalo Maurín, referente de la organización social “Nuestra América”, ya había descripto esta realidad con antelación. Como dato adicional recordó que “en 2020 el IFE se repartió al 24% de la provincia, lo recibieron 187.000 personas. Es casi el 45% de personas que trabajan en la economía popular, si no son más. Los trabajadores de la economía popular son los que se la rebuscan, y no son personas desocupadas sino que trabajan, es una manera de llevare el pan a casa”.

"Jujuy está dentro de las 7 provincias con más trabajadores dentro de la economía popular"

Pocas semanas atrás en medio de un enfrentamiento ideológico-político con las organizaciones sociales, recrudecido tras los allanamientos, el gobernador jujeño al tiempo que afirmaba como logro haber “erradicado los gerentes de la pobreza”, sugería al gobierno nacional convertir los planes en programas de empleo. Paradójicamente su gestión viene acumulando denuncias por el manejo discrecional de 82.000 planes nacionales, cifra reconocida incluso por los legisladores oficialistas.

En cuanto a los planes provinciales, la visión resulta aún más contradictoria: la planilla 22 hoja 24 del presupuesto vigente, donde se disponen para la Secretaria – Unidad Coordinadora y Ejecutora de Planes y Programas Interministerial (SUCEPPI) $1.797.530.109 de los cuales $735.323.472 corresponden al Plan de Contingencia Jujuy Asiste y Reactiva. Fondos manejados por el secretario general de la Gobernación Freddy Morales (hermano de Gerardo).

Embed

En conclusión existe un trinomio poco alentador para la recuperación laboral, integrado por la baja o nula intención de incorporar personal en el ámbito privado, una administración pública ineficientemente desbordada y un nivel convenientemente alto de beneficiarios sociales cooptados por el poder político.

Dejá tu comentario