Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Según el gobierno

68% de los jujeños necesita alimentos del Estado

La ministra de Desarrollo Humano, Ada Galfré, dijo que “120 mil familias” reciben el beneficio del PLASONUP. Si se considera que una familia tipo está conformada por 4 integrantes, esto arroja un total 480 mil personas.

  • Consultada sobre las irregularidades detectadas en la mayoría de las entregas del PLASONUP, la ministra Galfré se excusó argumentando que “es mucha la gente que lo recibe”
  • La funcionaria minimizó la cuestión de las demoras pero reconoció la necesidad de introducir cambios sustanciales.
  • Desarrollo Humano pondrá en marcha “experiencias pilotos”.

 

A mediados de Julio de 2016, el Gobierno de Jujuy presentó formalmente el Plan Social Nutricional Provincial, una iniciativa basada en la alimentación y destinada asistir a familias en situación de vulnerabilidad fortaleciendo los vínculos nutricionales.

Más de 2 años y medio más tarde, esta iniciativa sigue plagada de desaciertos (demoras en las entregas, problemas con los beneficiarios, una evidente desactualización del contenido de la bolsa de alimentos, frecuencias cada vez mayores entre una entrega y otra) y denuncias por favoritismos y hasta clientelismo.

La ministra de Desarrollo Humano Ada Galfré, finalmente salió a dar explicaciones sobre el tema y a modo de pretexto se escudó en el hecho de que “es mucha la gente que lo recibe (al PLASONUP), son 120 mil familias.

El dato que brindó la funcionaria no es para ser tomado a la ligera ya que da cuenta de los altísimos niveles de pobreza de la provincia.

Hagamos números: Según el último censo de 2010: la provincia tenía 672. 260 habitantes. Ahora redondeemos esa cifra a 700 mil habitantes.

Si multiplicamos esos 120 mil por la cantidad de integrantes de una familia tipo (2 padres y 2 hijos) eso da un total de 480 mil personas que necesitan la ayuda social.

Esto se traduce en el 68 % de la población.

Eso sin considerar que el número de integrantes de muchas familias jujeñas exceden la cantidad propia de una familia tipo.

70779434-eb1a-4bc6-957a-c1bec3374319_9766.jpg

Sobre el caso puntual de las demoras y las largas filas que deben afrontar los beneficiarios (muchos con problemas de salud, adultos mayores y madres con sus hijos en brazos), algunos de los cuales pasan la noche guardando un lugar, Galfre optó por minimizar la cuestión.

“La gente no tiene por qué estar a las 6. Están acostumbrados a ir temprano. A nosotros tampoco nos causa ninguna gracia”, remarcó.

“Me gustaría ir mucho más rápido pero es un proceso que tiene que llevarse adelante, hay que entender esta cultura, no hace falta ir tan temprano se organizó para que esperen adentro, sentados con el número tranquilo, que a la tarde vuelva la otra tanda”, agregó.

“No considero que sea una falla, la cuestión es que la gente quiere ir temprano o a último momento. Forma parte del proceso de reconvertir cosas”, sentenció.

De esta forma el gobierno, una vez más, se mostró ajeno a toda autocrítica y en su lugar optó una vez más por hacer mención a “la transparencia”: “El hecho de hacer la entrega en mano y eso lleva más tiempo, pero eso modificó un montón de cosas. Hoy la gente está empadronada, cosa que antes no había. Solo figuraba la cantidad de mercadería distribuida en cuatro organizaciones”.

La gestión de Morales sí cumplió con un punto clave, la eliminación de los intermediarios. Sin embargo el PlASONUP, al depender de la entrega por parte de la gente del Ministerio de Desarrollo Humano sigue asemejándose un poco a una suerte de clientelismo político. Según algunos dirigentes sociales, usar la tarjeta magnética (como ocurre en otras provincias) ayudaría a disipar esas dudas.

Pero no todas son pálidas, el gobierno parece estar comenzando a acusar recibo de la gran cantidad de denuncias que vienen haciendo los beneficiarios y de las cuales nuestro medio se hizo eco en determinadas oportunidades.

Según Galfre, hay una intención de agilizar el proceso y por ese motivo se pondrán en marcha “experiencias pilotos”.

“Estamos viendo otra alternativa que tienen que ver” sostuvo aunque sin brindar ninguna precisión que realmente haga presumir que hay un cambio en puerta.

"La gente del norte necesita otra modalidad de trabajo que es la que estamos haciendo. En las ciudades grandes vamos a desarrollar una nueva experiencia que aún no la tengo. El doble subsidios son muy pocos", indicó.

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión