Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Jujuy

La deuda con comedores asciende a $90 millones

El Ministerio de Desarrollo Humano solicitó que se reconozca como deuda pública y reconoció que no cuenta con fondos suficientes para pagarle a los proveedores de las escuelas que brindan alimentos a sus alumnos. 

  • Grave conflicto financiero para el Gobierno provincial.
  • La deuda con los proveedores que abastecen a los comedores escolares roza los 90 millones de pesos. 
  • Hay hartazgo en comerciantes por el retraso. 

La deuda con los proveedores de mercadería para los comedores escolares se ha transformado en un verdadero problema para el Gobierno de la provincia. 

Pese a que el gobernador Gerardo Morales había minimizado el retraso en los pagos criticando a los periodistas que difunden el tema, en las últimas horas se conoció que la deuda roza los 90 millones de pesos. 

Un expediente, al que accedió en forma exclusiva Jujuy al momento, refleja que el Ministerio de Desarrollo Humano, a cargo de Ada Galfré, le solicitó al Ministerio de Hacienda que reconozca el retraso en el pago a los proveedores como deuda pública, por un monto total de $89.816.285,83. 

El pedido, que lleva la firma de la propia ministra Galfré, fue ingresado a la Dirección Provincial de Presupuesto el 12 de junio pasado.

Allí la funcionaria reconoce además que la cartera a su cargo carece de fondos para hacer frente a los compromisos asumidos con los comerciantes que proveyeron durante el último año a las escuelas que brindan almuerzo a los alumnos.

La falta de publicación de las ejecuciones presupuestarias hace difícil saber dónde vuelca el gobierno los recursos presupuestados al comienzo de cada ejercicio. 

Según la ley de Presupuesto 2018, el gobierno destina al rubro bienestar social una suma superior a los 6 mil millones de pesos. 

Morales se jactó durante el fin de semana en la televisión nacional de haber quintuplicado el presupuesto de los comedores escolares para mejorar la alimentación de los alumnos. 

Los comerciantes aseguran sin animarse aún a manifestar públicamente su malestar, que su paciencia se agota. 

En el peor de los casos, un proveedor arrastra una deuda superior a los 9 millones de pesos.

Además, se trata de sumas pactadas antes de la devaluación.

El ministro de Hacienda, Carlos Sadir, hace 9 días, reconoció que la deuda existía, y en algunos casos era importante. 

El Ministerio de Desarrollo Humano permanece en silencio. El gobernador minimiza el tema. 

La preocupación, hacia adentro del Gobierno, crece.

Cargando ...

Compartí tu opinión