Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Deuda

Parque solar: admiten que se pidió “plata de más”

La compleja operación financiera para conseguir los fondos de la obra en Susques incluyó dinero extra para pagar vencimientos de deuda, en caso de que la inauguración de la planta se demorara, como terminó ocurriendo. Los números finales del proyecto son una incógnita. 

El gobierno empezará a pagar un préstamo con plata de ese mismo préstamo. Para ello debió pedir más dinero del que necesitaba. Esto ocurrirá en el mes de septiembre. 

La gran apuesta de la gestión que encabeza Gerardo Morales, el parque solar ubicado en la localidad Olaroz Cauchari, en el departamento Susques, a 4.200 metros de altura, sufrió imponderables en el último tiempo que modificaron los plazos iniciales. 

Para que el proyecto “se pague sólo”, como manifestó Morales en reiteradas ocasiones, era necesario que la venta de los 300 megavatios de energía que el parque producirá, comenzara en mayo de este año. 

Sin embargo, como consecuencia del retraso en una obra de infraestructura necesaria para transportar el producto hacia el sistema interconectado que abastece el país, la planta solar se inaugurará recién en marzo de 2019, si los cálculos aciertan en esta oportunidad. 

El inconveniente para el gobierno de Jujuy es que dentro de sólo seis meses deberá a comenzar a pagar los intereses de la deuda que contrajo para financiar el parque solar. 

¿Cómo lo hará? Recurriendo a parte de los fondos que solicitó a organismos de crédito internacional para la realización de la obra. 

Cabe recordar que el estado jujeño se endeudó por 542 millones de dólares para financiar este proyecto. 

De esa cifra, 331,5 millones los aportaría el banco chino Eximbank – no se conoce si ya realizó algún desembolso – y 210,5 millones llegarían a través de inversores de Wall Street, tras le emisión del recordado “bono verde”. 

De los 542 millones de la moneda estadounidense solicitados, se dijo que 390 millones se destinaban a la construcción del parque solar, 60 millones para obras de ingeniería civil y 92 para pagar impuestos a la AFIP por la importación de los elementos necesarios para las plantas de energía, esencialmente los paneles solares. La suma de estos tres montos da el total.

Evidentemente alguno de esos tres gastos estuvo sobreestimado. 

El 20 de septiembre de 2018, el estado jujeño deberá depositar la primera cuota de los intereses de deuda que pagará a los inversionistas que adquirieron los bonos verdes. Como todavía no está vendiendo energía ya que la planta solar está lejos de terminarse, tomará parte del dinero que pidió prestado. 

Esto será posible porque “se pidió plata de más”, según reconoció el CEO de Cauchari Solar, Guillermo Hoerth. Antes de ello, funcionarios de Casa de Gobierno también habían admitido esta situación. 

“La previsión del equipo de gobierno estuvo pensada en que podía haber contratiempo. Prevén que la devolución de intereses tenga un margen por dos años. Hemos pedido plata de más para cubrir eso”, explicó el directivo del proyecto Cauchari Solar.

Hoerth defendió la estrategia y aseguró que se estila para proyectos de tal envergadura. “El costo de oportunidad de pagar más intereses que nos lleven a no utilizar fondos de la provincia es válido”, aseguró.

Asimismo, observó que el emprendimiento es 100% de la provincia, pero el estado no tendrá que poner dinero de sus arcas, por el contrario se solventará con la ingeniería financiera planeada. “El espíritu es aprovechar la oportunidad y conseguir el financiamiento. El proyecto es 100% de la provincia. Teníamos que prever no generar una situación en la que para continuar la obra tuviéramos que recurrir a la tesorería de la provincia”, sostuvo el directivo.

Los motivos del retraso

Según los especialistas, una obra de energía de esta magnitud cuenta con tres pilares: la generación, el transporte y la distribución.  

La contingencia que obligará al retraso de la obra está dada por la demora en la ejecución de una obra de infraestructura necesaria para el segundo elemento señalado: el transporte. 

Transportar la energía desde los 4.200 metros de altura de Susques hacia el resto del país, sólo es posible con la creación de una línea que se unirá al sistema interconectado que pasa por la zona. Es lo que se conoció como línea minera. 

Según explicó el responsable de Cauchari, la falta de empresas interesadas en realizar la obra fue lo que provocó la demora. 

“Empujar ese proyecto podía tener ese inconveniente, pero no fue un problema de gestión nacional ni provincial, hubo falta de interés de las empresas en hacer esa obra, a 4.200 metros, fue difícil que las empresas tuvieran un interés concreto en participar, las licitaciones quedaron desiertas”, aseguró Hoerth.

La misma estará terminada, según los nuevos plazos, en marzo de 2019, mes en que Jujuy espera estar vendiendo energía solar al resto del país. 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión