Jujuy | TRABAJO | Palpalá | Historias

"Críe a mis hijos siempre trabajando", la historia de una vendedora palpaleña

Gladis Quispe tiene 63 años y tiene arraigada la cultura del trabajo desde muy joven. Actualmente es vendedora ambulante de empanadas y con sus jornadas diarias lleva el alimento a su casa e intenta darles un mejor futuro a sus hijos.

  • Historias: Gladis Quispe es una trabajadora ambulante de Palpalá.
  • Con la venta de empanadas lleva el alimento a su hogar y para sus hijos.

Conmovedora historia de vida en Palpalá.

Al costado de la colectora, ingresando al barrio Las Tipas está una trabajadora incansable.

Se trata de doña Gladis Quispe de 63 años, quien desde muy chica lleva la cultura del trabajo.

“Trabajé siempre desde jovencita, antes vivía en el campo y trabajaba ahí en el tabaco, cosechando morrones, durazno, uvas y después me vine a vivir acá ”, relató.

Su mayor logro es poder acompañar a sus hijos y darle muchas más posibilidades de las que ella tuvo.

“Así críe a mis hijos, no han sido bien estudiados pero tienen su trabajo digno, saqué adelante como sea a mis hijos ”, contó.

Haga calor o frío, ella sacará su carrito y con la venta de empanadas llevará el alimento a su casa.

Yo hago las empanadas, las preparo y tengo mis clientes que me vienen a comprar ”.

Gladis lleva la constancia y la perseverancia como estandarte para salir adelante.

No hay que darse por vencido para salir adelante, hay que salir a hacer algo, no hay que tener miedo ”, dijo en un mensaje de motivación para los que hoy pasan una difícil situación.

"Crie a mis hijos trabajando"

Dejá tu comentario