Nacionales | sergio massa | INFLACIÓN | Juntos por el Cambio

Juntos por el Cambio buscará bloquear cualquier lectura triunfalista de Sergio Massa

En la coalición opositora niegan que el "sendero descendente" que pregona el oficialismo pueda mejorar las chances electorales del titular del Palacio de Hacienda.

  • Además, sus equipos económicos descartan una reducción pronunciada en el nivel de precios antes de octubre.
  • La disputa interna entre Bullrich y Larreta viene escalando en intensidad semana a semana, pero en los campamentos de campaña de ambos presidenciables hay bastantes coincidencias.

“No regalar el escenario”. En Juntos por el Cambio no esperaron más de un minuto tras la publicación del INDEC para salir a cruzar al Gobierno y especialmente a Sergio Massa por el dato de inflación de junio, que fue de 6%, es decir, 1,8 puntos porcentuales más bajo que mayo. Los jefes políticos de la coalición opositora niegan que el “sendero descendente” que pregona el oficialismo pueda mejorar las chances electorales del ministro de Economía y buscarán bloquear cualquier lectura triunfalista. Por otra parte, sus equipos equipos económicos descartan la posibilidad de una baja pronunciada de la inflación antes de octubre.

Los tuits estaban escritos, las piezas gráficas y audiovisuales armadas y a minutos de las 16 del jueves solo faltaba el número oficial para completar y salir. Bullrich y Larreta obviaron el dato mensual y se concentraron en la medición interanual: 115,6%. Con el calendario del INDEC en mente, el jefe de gobierno ya tenía agendado para este jueves el lanzamiento de sus propuestas económicas. Su alfil en la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, se encargó de destacar no ya el número acumulado del año, sino desde que el Gobierno asumió: 503%.

El de ayer fue el último número de inflación que dará a conocer el organismo estadístico antes de las PASO del 13 de agosto. El dato de julio se conocerá recién el 15 de agosto. Pero Massa ganará -casi seguramente- la interna y seguirá siendo candidato a presidente en octubre. Horas antes de que el INDEC publicara su informe, la vocera presidencial Gabriela Cerruti ya había pronosticado un “sendero de descenso” y también había culpado a la sequía por la disparada de precios durante el primer semestre del año.

image.png

La disputa interna entre Bullrich y Larreta viene escalando en intensidad semana a semana, pero en los campamentos de campaña de ambos presidenciables hay bastantes coincidencias, por lo menos, en la estrategia ante un posible intento del oficialismo de capitalizar la “baja” inflacionaria, pero sobre todo en lo que refiere al diagnóstico para los próximos meses.

“Massa va a intentar vender expectativas y es lógico. No hay que regalar el escenario. Es marcar la lectura de que no alcanza y que 6 puntos, 5 puntos, o 4 es una catástrofe igual. Que es la verdad, no es solo discurso, la sensación térmica de la inflación no cambia por dos puntos que el INDEC marque que bajó”, señalan, en el ala bullrichista del PRO, donde viven con comodidad que el ministro la haya elegido como blanco de campaña de polarización. Pero en el sector larretista coinciden en lo conceptual.

Existe un antecedente doloroso que le permite a los referentes de Juntos por el Cambio defender la idea de que, incluso aunque Massa llegara a octubre con 3% de inflación mensual -algo que el ministro preveía originalmente para abril-, no modificaría sus chances electorales (sean buenas o malas), y quien lo recordó fue María Eugenia Vidal en Twitter: en julio del 2019, un mes antes de las PASO, la inflación mensual fue del 2,2%. Un mes más tarde, JxC perdió la elección nacional por 16 puntos con el flamante Frente de Todos.

image.png

“El tipo que ya tiene decidido que no lo va a votar, no se va a poner a dudar si la inflación mensual es 4% en dos meses, si está arriba del 100% interanual. El que lo va a votar lo va a votar aunque esté arriba de 7. Y el que duda va a ir a cargar nafta y va a ser más cara que el mes anterior. Massa es un buen piloto que puede hacer planear un avión que está en picada, el peligro para ellos era que todo fuera peor, pero no va a mejorar por ese lado”, interpretan en Uspallata.

Ahora bien, ni en los equipos económicos del PRO, ni de la UCR, ni de la Coalición Cívica -que trabajaron y trabajan en la base de un programa económico para un potencial Gobierno en caso de que JxC gane las elecciones generales- anticipan como posibilidad que la inflación se vaya a mover de los niveles actuales. Son los mismos economistas a los que Massa acusa de intentar boicotear el acuerdo con el FMI y el envío de fondos para sumar a las reservas del Banco Central.

“Fue una desaceleración fuerte con respecto a los últimos registros, muy ayudada por los precios estacionales que solo aumentaron 1,8%. La inflación núcleo estuvo en 6,5%, mismo valor que el promedio mensual de los últimos 12 meses”, resume Matías Surt, economista de cabecera de la CC en diálogo con TN.

image.png

“La inflación anualizada del último trimestre es 135% para la general y 140% para la núcleo. Son inflaciones altísimas. Cuánto más alta es la tasa de inflación, más volátil es el número mes a mes. En noviembre del año pasado la inflación bajó al 4.9% y el gobierno quería transformar eso discursivamente en una baja permanente de la inflación. Fue transitorio y pasamos de 4,9% a 8,4% - la más alta en décadas- en pocos meses”, agrega.

La misma lectura trasmiten en el PRO, donde la referencia económica es Hernán Lacunza -por Larreta y Vidal- y Luciano Laspina -por Bullrich-, y donde destacan que, en esta misma semana que el Indec informó la baja inflacionaria, el dólar superó la barrera de los $500 y es difícil de predecir cómo se moverá ante un posible resultado adverso para el Gobierno en las PASO. Por otra parte, sin embargo, prevén, al igual que en los equipos económicos de la UCR, que el ministro terminará cerrando el acuerdo de renegociación con el Fondo Monetario

FUENTE: TN

Dejá tu comentario