Nacionales | PIROTECNIA CERO | Pirotecnia |

"Pirotecnia cero es una tendencia que iremos trabajando", la postura de las empresas de fuegos artificiales

El presidente de la Cámara Argentina de Empresas de fuegos artificiales, Mario Ruschin, se refirió al impacto en las ventas de pirotecnia para Nochebuena y explicó por qué la industria iría hacia los fuegos artificiales con menos ruido.

  • Este año se registró una merma en las ventas de pirotecnia del 3%.
  • Hay una reconversión de productos que se están poniendo a disposición en el mercado con bajo impacto sonoro.
  • Hay poca fabricación nacional y la mayoría de los productos se importan desde China.

Según Ruschin, las ventas en Nochebuena siguieron la tendencia de todos los productos estacionales, pero este año se registró una merma en las ventas del 3%, algo que lo atribuyó a la situación económica del país.

En este contexto, este viernes se conoció que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, firmará en las próximas horas un decreto que prohibirá el uso de pirotecnia sonora en todos los eventos públicos oficiales.

La decisión se tomó en el contexto del pedido de diversas organizaciones, como la Sociedad Argentina de Pediatría, de evitar el uso casero y limitarlo a espectáculos oficiales donde sean manipulados por expertos y tras una propuesta del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié.

Mientras la Asociación Argentina de Padres de Autistas reedita su campaña "Pirotecnia Cero" y un grupo de activistas en la provincia propone identificar con un moño azul las casas donde vive una persona con trastornos del espectro autista (TEA), la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (CAEFA) lanzó el pasado viernes la campaña "Elegí pirotecnia con más luces y menos ruidos", y en Change.org 160 mil usuarios firmaron 400 peticiones sobre el tema.

image.png

Cabe recordar que recientemente el Ente Autárquico Permanente que organiza la Fiesta Nacional de los Estudiantes recogió el pedido de la ciudadanía y se comprometió a dar un paso más en la búsqueda de la inclusión. Su presidente, Martín Meyer, dijo que es un reclamo "valido y coherente". Un planteo que muchos legisladores jujeños han decidido ignorar.

Hay una reconversión de productos que se están poniendo a disposición en el mercado con bajo impacto sonoro. Así, Ruschin dijo que existe una clara intención de “más luces y menos ruido” desde la Cámara que preside.

"El consumidor pide cada vez más luces. Algo de sonido siempre va a haber, por eso dividimos a la pirotecnia según impacto sonoro. Ya no distribuimos productos de alto impacto sonoro”, remarcó.

Además, detalló que tienen vínculo con entidades de gente autista. Hace poco hicieron un evento, y cerraron con un festejo de fuegos artificiales de luces, no de ruido.

“Es una tendencia que iremos trabajando”. “Es una tendencia que iremos trabajando”.

Sobre la cantidad de familias que perciben ingresos por los fuegos artificiales, Ruschin dijo que son 60 mil familias, lo que incluye a toda la cadena productiva. Pero aclaró que hay poca fabricación nacional y la mayoría de los productos se importan desde China, el país productor por excelencia.

La comercialización de artificios pirotécnicos y fuegos artificiales se encuentra regulada por la Ley Nacional de Armas y Explosivos (Ley 20.429) y su decreto reglamentario 302/83.

La Ley N° 24.304, promulgada en enero de 1994, prohíbe en todo el territorio de la República Argentina el expendio de artificios pirotécnicos de alto poder a menores de 16 años.

Toda la actividad se encuentra fiscalizada por el ANMaC: Agencia Nacional de Materiales Controlados (ex -Registro Nacional de Armas), quién además de controlar el perfecto cumplimiento de la ley, emite normas y disposiciones que regulan toda la actividad.

Vender, comprar o usar pirotecnia estará vedado estas fiestas en más de 100 municipios de todo el país. En Jujuy son siete los municipios en los que rigen la ordenanza: Yala, Palpalá, El Carmen, Libertador, San Pedro, La Quiaca y San Antonio.

Mientras tanto, diferentes ONG en todo el país siguen reclamando por una ley nacional que impida sólo aquellos artículos que producen ruidos de más de 84 decibeles.

Dejá tu comentario