Política | MACRI | Facundo Manes | Gerardo Morales

Otra más de Morales y Manes

El proceso de degradación de Juntos por el Cambio sigue a pie firme.

Gerardo Morales desde la llegada al poder del kirchnerismo se encomendó en esta empresa, algunas veces en boca propia y en otra por algunos de sus mandaderos.

Esta vez fue uno de sus principales sacristanes, Facundo Manes, quien acusó a Mauricio Macri de hacer "populismo institucional" durante su gobierno y puso al ex presidente en el mismo plano de igualdad que Cristina Kirchner.

Manes, muy suelto de cuerpo aseguró que hubieron operadores durante el gobierno de Macri que manejaban la Justicia, esta acusación quizás pueda tomarse en serio si el científico es consecuente con sus dichos, pero resulta ser que mientras avanza en esta línea argumental se saca fotos con Gerardo Morales, quien aniquiló la administración de justicia en la provincia y convirtió a los tribunales en disciplinadas y temerosos apéndices del poder político.

El armado del Superior Tribunal con jueces militantes, las causas contra los jueces de control, el disciplinamiento a los fiscales, y los concursos amañados para que lleguen los vasallos, son solo algunas de las cuestiones que involucran a Morales con la justicia provincia, esto sin avanzar sobre el armado de causas a cualquiera que tenga la osadía de pensar distinto y decirlo, ni hablar de los que protestan.

Manes también habló, de una manera absolutamente desinformada de la causa por espionaje contra Macri, que finalmente cayó por inconsistente. Pero cuando se saca una foto con Morales seguramente no le parecerá tan trascendente que el mandamás jujeño haga uso y abuso del espionaje ilegal. Medios de prensa infiltrados por la policía, organizaciones sociales espiadas, además de dirigentes políticos, periodistas y cuanta persona Morales la perciban como un potencial escollo es su camino.

Las escuchas ilegales son moneda corriente en la Jujuy de Gerardo Morales.

Manes, habló de un autopercibido “nuevo radicalismo” que supuestamente busca una salida a la crisis del país. Destacando la incorporación de nuevos dirigentes como Rodrigo de Loredo o Carolina Losada, pero omite decir por ejemplo que Gerardo Morales hace más de 30 años esta prendido de la teta del Estado, que formó parte de varios gobiernos y que es partícipe necesario del gran fracaso argentino.

El científico también dice que los radicales manejan provincias exitosas, seguramente se refiere a Mendoza y Corrientes, ya que difícilmente crea que es sinónimo de éxito el 65% de pobres, más de 25% de indigencia, una deuda externa que compromete a cuatro generaciones de jujeños, la provincia peor renqueada sobre la actividad privada, más allá de la degradación institucional, el cercenamiento a las libertades individuales entre otras cuestiones.

"Por suerte en la Argentina hay partido que convoca a la modernidad y quiere un Estado transparente, eficiente, no corrupto y que asegure inversiones con confianza"… dice Manes sin especificar a cuál partido se refiere, ya que el radicalismo de Morales se da de bruces con este enunciado.

Por supuesto que la respuesta a los dichos de Manes, siempre en suspicaz sintonía con Gerardo Morales no se hicieron esperar, y desde el entorno de Mauricio Macri salió a cruzar con dureza al radical por haber acusado al expresidenta de espionaje ilegal y de hacer "populismo institucional" durante su gobierno.

Los halcones tienen en la mira al neurólogo y a Morales desde hace tiempo y sus críticas al expresidente generaron una ola de rechazos.

“… Macri armó un partido de la nada y en 15 años ganó la Ciudad, la Nación, fue el único capaz de frenar al kirchnerismo y cambió la Argentina para siempre. Manes, ¿A quién te comiste?...", se enojó Darío Nieto, el secretario privado de Macri y uno de los involucrados en el espionaje ilegal.

"Lo de Manes es inaceptable. El único objetivo posible de una declaración como esta es romper la oposición", opinó el siempre vehemente diputado PRO Fernando Iglesias.¿ "Esto es lo que piensa la UCR Nacional o Manes habla a título personal? ¿Tiene algo que decir Gerardo Morales, presidente del partido?, agregó. Recordemos que no es la primera vez que Iglesias sale al cruce de Morales, es más, nos atrevemos a decir que fue de los primeros en picarle el boleto, aun cuando Macri era presidente e Iglesias ya presentía la traición que finalmente se perpetró apenas días después de entregar el gobierno.

"Ojalá mis amigos radicales se den cuenta a tiempo de la irrelevancia de Manes", escribió por su parte Pablo Avelluto, el escriba de Macri, que en otro mensaje habló de "las mentiras de Manes".

"Estoy orgullosa del gobierno del presidente Macri. Demostramos que hay otro camino y que JxC necesita mucha más fuerza para hacer esos cambios. Desde 2017 en cada elección los argentinos nos están dando esa fuerza en el Congreso. Es JxC 2023, al que no le guste, que siga su rumbo", opinó la diputada Silvia Lospennato sin nombrar a Manes.

"Manes, no somos todos iguales. Si algo hizo el gobierno de Macri es respetar y regirnos por la Constitución Nacional. Nunca se fortalecieron tanto las instituciones y la independencia de poderes como en la gestión de Mauricio", afirmó el senador Alfredo de Angeli.

Morales sabe que Jujuy es un escándalo institucional, social y económico, una provincia incapaz de soportar una auditoria en la caja chica, por eso cada vez que llega algun referente nacional literalmente es “secuestrado” por el gobierno provincial y acotan la agenda del visitante únicamente a las actividades que no dejarán en evidencia al mandatario.

Inclusive las reuniones con el PRO son celosamente monitoreadas por el gobernador que inclusive arma la lista de invitados asegurándose que ningún díscolo llegará a tomar contacto con el forastero.

Así ocurrió con Horacio Rodríguez Larreta que fue suspicazmente custodiado desde que pisó suelo jujeño. Un estricto control de la agenda asegurándose que no se aparte ni un ápice de camino trazado. Inclusive las actividades fuera de programa de algunos colaboradores del Jefe de Gobierno de CABA fueron pertinentemente monitoreadas por Casa de Gobierno.

Un esquema absolutamente igual se lleva adelante ahora con María Eugenia Vidal, la trajeron a ver la isla de la fantasía, sin posibilidad de realizar alguna excursión por medios propios. Morales también le venderá su relato, le mostrará los paneles solares pero ningún número ni sobre producción ni sobre rentabilidad y mucho menos la descomunal e impagable deuda.

Vidal ahora visita el imperio del populismo en su estado más puro, pero no se debe notar, el fascista se autopercibirá demócrata y moderno, pero afortunadamente la ley de gravedad siempre hace su trabajo.

Dejá tu comentario