Jujuy | Gobierno | Jujuy | Informe

El gobierno se incomoda ante un informe con más realidades que "supuestos"

Luego de que un documento de trabajo elaborado por médicos bonaerense enviados a Jujuy se divulgara, el gobierno local notablemente disgustado salió a desacreditar dicha publicación menospreciando las 14 sugerencias y esquivando la autocrítica.

  • El gobierno jujeño se molestó con un documento de trabajo elaborado por médicos bonaerenses tras su intervención durante la pandemia en Jujuy.
  • Dicho informe presenta 14 problemas detectados e igual cantidad de sugerencias.

La pandemia de coronavirus no solo se limita a una sumamente contagiosa enfermedad respiratoria, entre la clase política de Jujuy también ha puesto al descubierto una suerte de trastorno bipolar.

Como antecedente cercano: dos meses atrás, mientras el brote permanecía controlado, el gobierno de Jujuy pecaba de egoísta vanagloriándose de un sistema/estrategia sanitaria autosuficiente sin requerimiento alguno del sector privado o sindical de la salud. Pero tras la amenaza del colapso, agachar la cabeza, reconocer la situación y bregar por ayuda externa fue inevitable.

En ese contexto y ante la posibilidad de una reducción drástica de médicos, sobre todo terapistas, la llegada de recurso humano especializado se convierte en un valor tan invaluable como el oxígeno que requieren los pacientes críticos de Covid.

Provenientes de Córdoba, Corrientes, Misiones, incluyendo la comitiva del Ministerio de Salud de Nación, sin importar el domicilio, cada uno trajo sus conocimientos y capacidades de manera altruista; cuanto menos una devolución de buena fe debería ser bien recibida por las autoridades jujeñas.

image.png

En un episodio de bipolaridad más reciente, desde el gobierno jujeño se mostraron molestos sin motivo. Horas después de su viralización el “Documento de Trabajo” redactado por los doctores Lozza y Záppoli (parte de la comitiva de 24 trabajadores de la salud) fue ninguneado como si las propuestas para al menos 14 problemas urgentes detectados no tuvieran validez alguna.

Curiosamente, sobre los 14 problemas y propuestas publicadas en el informe epidemiológico en cuestión, las críticas se centraron tan solo en un punto, posiblemente el de menor relevancia. Dejando la puerta abierta a interpretaciones. Quien calla otorga reza el popular refrán.

El gobierno se incomoda ante un informe que de “supuesto” tiene nada

Desde una perspectiva holística, el hecho de que el obispo Fernández forme o no parte del COE pasa a un segundo plano. Mariano Lozza y Lorena Záppoli, los autores del mencionado documento, destacan otros 13 problemas urgentes, muchos de ellos expuestos anteriormente por pacientes de Covid y familiares. Fallas graves en materia comunicativa y operativa fueron identificadas por los especialistas. Con mucha sutileza y profesionalismo brindaron recomendaciones para hacer frente a la propia desorganización del COE, a la sobrecarga de funciones en el personal sanitario, y la desinformación que peligrosamente promueve el gobierno.

La voz oficial, lejos de poder desmentir los serios problemas advertidos o buscar dar solución a los mismos busca deslegitimar sin éxito alguno el informe con cuestiones de forma y de menor relevancia. No se habla ni de la telemedicina, de altas a destiempo y de rastreo de contagios.

A pesar del descreimiento y la desacreditación oficial sobre el informe, el doctor Mariano Lozza ya había expresado su visión del sistema sanitario jujeño en numerosos medios haciendo hincapié en el preocupante escenario epidemiológico que se presentó desde su llegada.

image.png
Entrevista publicada por el sitio cuatropalabras.com el día 19/08 luego de que el documento de trabajo fuera difundido.

Entrevista publicada por el sitio cuatropalabras.com el día 19/08 luego de que el documento de trabajo fuera difundido.

"Fuimos a los pueblos con más casos y que tenían menor cobertura de médicos. El ejemplo más grosero de lo que nos encontramos es Alto Comedero, barrios grandísimos, que tienen 120 mil habitantes. En el registro de casos confirmados por hisopado, había 44 casos el 31 de julio cuando llegamos. Pero cuando recorrimos el lugar con las agentes sanitarias, el relevamiento nos daba 4200".

Cuando llegamos a Ledesma, directamente nos encontrábamos con gente muerta en su casa, y muchísimos más casos de los que estaban confirmados. Luego seguimos en otras poblaciones con las mismas condiciones. Cuando llegamos a Ledesma, directamente nos encontrábamos con gente muerta en su casa, y muchísimos más casos de los que estaban confirmados. Luego seguimos en otras poblaciones con las mismas condiciones

"Una de las dificultades fue que no había médicos en los centros de atención primaria, porque los habían trasladado a todos a los Hospitales de campaña, rompieron los equipos. Los agentes no tenían a quién pasarle esos problemas, porque no había médicos, que estaban resistiendo los casos graves en los Hospitales".

image.png

El reconocido medio nacional Página12 también se hizo eco del paso de dicha comitiva por nuestra provincia destacando el compendio de críticas constructivas que desagradan al gobierno de Gerardo Morales.

Dejá tu comentario