Jujuy | GERARDO MORALES | acusaciones | WhatsApp

Habló la arquitecta acusada por Morales: "Estoy desestabilizada, tuve mucho miedo"

La profesional jujeña charló con un medio de Buenos Aires del proceso judicial en su contra.

  • La arquitecta jujeña acusada de divulgar contenido contra el ex gobernador Gerardo Morales contó su situación judicial.
  • “Estoy desestabilizada, tuve mucho miedo”, expresó.
  • Sostuvo que tiene los mismos cargos penales que Morandini y Villegas, los “tuiteros” recientemente liberados.

La arquitecta jujeña Lucía González, acusada (al igual que Nahuel Morandini y Roque Villegas) de difundir información privada de la familia del ex gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, habló con un medio de Buenos Aires de su situación judicial destacando que está “desestabilizada”, tuvo “mucho miedo” y recibió acompañamiento psicológico por ello.

Orden de detención

No me llegó ninguna notificación, en ningún momento. Comencé mis vacaciones en Salta, en un encuentro ya pactado con familiares que vivimos en distintas provincias. El viernes 26 a la noche un vecino me dijo: “hay una camioneta blanca sin patente en la esquina, hace un par de horas, con las luces de posición puestas”. Al otro día me dijo que se levantaron y la camioneta seguía ahí y se había estacionado en la puerta”.

Preguntas

“Vivo en un complejo de dúplex donde somos todos chicos jóvenes con mascotas, nos cuidamos entre todos, hay una relación de cuidado y se preocuparon. (Las personas de la camioneta) se bajaron, le preguntaron a uno de los chicos, con una foto mía en el celular, vestidos de civil, si me conocían, si vivía ahí. Se puso nervioso. Les dijeron que tenían algo para entregarme y contestaron que si no estaba mi auto yo no estaba. Se fueron pero se quedaron en la esquina. Pasó otra noche más con la camioneta ahí. A otra persona le preguntaron lo mismo y le dijeron que había habido una estafa en el barrio, si yo estaba. Les dijeron que vivía ahí, que se fijaran si estaba el auto, y cuando contestaron que no preguntaron qué vehículo tenía, querían ver mis cámaras por el delito que ocurría en la zona”.

Embed - Habló la arquitecta acusada por Morales: "Estoy desestabilizada, tuve mucho miedo"

Otro grupo de Whatsapp

“En un grupo de Whatsapp de (personas de) Yala, (ya que) tengo mi domicilio anterior ahí, una amiga me avisó que pasaba esta situación, que preguntaron por mí. El domingo me asusté, siendo amiga de Nahuel (Morandini) y de Lucía (esposa de Morandini), y sabiendo cómo habían operado con Nahuel, estas camionetas sin identificar y gente de civil, lo hablé con mis familiares. Se contactaron con un estudio de abogados de Salta que me está representando y me citaron el lunes. Hasta ese momento desconocía mi situación. Tenía mi pasaje comprado para salir de vacaciones; me fui porque, hasta ese momento, no tuve ningún tipo de notificación, de ninguna clase, solo estas situaciones irregulares”.

image.png
Nahuel Morandini

Nahuel Morandini

Comida para el Mundial de Fútbol

“En un grupo de Whatsapp que comparto con las personas a las que nos están haciendo acusaciones completamente forzadas e irrisorias, que se formó cuando empezó el mundial para organizar la comida, puse: “chicos, tengo alto chisme”. Lo detallé. Reenvié un audio que circulaba, que me llegó por otro lado, y ya en ese momento a todo el mundo le habían comenzado a llegar cosas. Esto circuló a partir de octubre, se fue escuchando, se empezó a rumorear, y empezaron a circular memes también. Lo vi en millones de publicaciones en redes sociales, de personas que conozco. No es que solamente fue Nahuel el que tuiteó algo; cuando lo publicó había 54 visualizaciones y tiene muy pocos seguidores. Así fue mi compartida. Se me está exponiendo a toda esta situación, este desmembramiento de mi persona, mi trabajo, mi lugar de origen y de muchas cosas que estoy pasando por un comentario, un chisme que podría haber comentado tomando mate con una amiga en mi casa”.

Acusaciones

“Se me acusa de lo mismo que a Villegas y Morandini; lo único de lo que no me pueden acusar es violencia de género, porque claramente no me la pueden adjudicar. Mi causa es la misma pero tengo otra aparte. Me enteré de eso cuando me puse a derecho, mis abogados y yo, ya estando supuestamente de vacaciones, porque esto no fue una vacación sino una tortura. Estoy desestabilizada; por suerte tuve acceso a alguien que me haga acompañamiento psicológico porque tuve mucho miedo. Cuando nos pusimos a derecho nos anoticiamos (de ello). El 7 de febrero me presenté en audiencia, mis abogados pidieron una audiencia, se pusieron a derecho, presentaron un hábeas corpus, y en este caso nos pusimos a derecho (porque) sentí que, por el accionar que tuvo esta gente, mi persecución fue muy similar a la de Morandini”.

image.png
Roque Villegas

Roque Villegas

Bozal legal

“No lo puedo nombrar porque soy parte de la gente que tiene bozal legal; las agresiones a mi persona son mentiras. Dice que formo parte y lidero una banda, eso es mentira. Las acusaciones son injustas. Esta persona me calumnia. Me parece importante señalar que, al ser mujer, si no lo notaron, no salió a hablar ni por Morandini ni Villegas, salió a agredirme personalmente, con nombre y apellido. En este caso, el Consejo Provincial de la Mujer e Igualdad de Género aun no se expresó por los agravios que tuvo esta persona hacia mí por un medio de comunicación. Eso también denota su evidente parcialidad, la del Consejo. Me llegó por terceros que me dejaron sin trabajo, con un desarraigo tremendo, con miedo”.

Gerardo Morales.jpg

Dejá tu comentario