Jujuy | Gastronómicos | Locales | Jujuy

El desesperado pedido de los gastronómicos al gobierno

Dueños de locales gastronómicos de Jujuy solicitaron al gobierno provincial medidas urgentes en medio del cierre masivo de establecimientos que no pueden hacer frente a las deudas. Aseguran que unos 200 locales ya quebraron.

  • Gastronómicos de Jujuy a la espera de ser convocados por el Gobernador y el Ministerio de Producción.
  • Aseguran que alrededor del 35% de los locales gastronómicos de la provincia ya quebró.
  • Tras la flexibilización en zonas amarillas la recaudación no repunta.

La Cámara de Empresarios Gastronómicos de Jujuy reclama indiferencia del Estado provincial en medio de la imprevisibilidad económica y la crisis derivada de la cuarentena.

Días atrás enviaron una nota al gobernador solicitando ser convocados para poner en conocimiento los números en rojo de la actividad y solicitar un subsidio. Hasta el momento la misiva no fue contestada, en tanto que tampoco hubo convocatoria desde el Ministerio de Producción.

Elbio Rolón, uno de los referentes, dijo a Radio 2, "Hicimos el pedido de un subsidio dado que la situación es desesperante y hasta el momento no hemos tenido ningún tipo de respuesta. El 3 de julio tuvimos una reunión vía zoom con el Ministro Exequiel Lello y él nos había mencionado que nos iba a hacer participar de una mesa de trabajo y ya pasaron dos semanas".

"Desde marzo el gobierno provincial se hizo cargo de las decisiones políticas referentes a la pandemia, pero ahora necesitamos que se haga cargo de las consecuencias económicas de la cuarentena" , sostuvo Rolón.

Según datos que maneja la entidad, un 35% de los establecimientos gastronómicos de la provincia ya quebró.

"A cinco meses, cada vez tenemos menos herramientas y cosas para proponer porque nuestra capacidad económica en este momento es cero. Nos están apretando las deudas por todos lados. A muchos de nuestros colegas los inmuebles les están pidiendo sus locales, creemos que esta situación es terminal y necesitamos una ayuda urgente".

El jueves pasado se flexibilizó la cuarentena en algunas localidades que se encuentran en "zona amarilla", sin embargo la concurrencia no fue la esperada.

"La recaudación es desastrosa. Nosotros estamos en comunicación con los gastronómicos no solo de San Salvador sino de otras localidades. Las medidas que se han tomado para resguardo de la población han llegado a que la gente tenga miedo a salir", concluyó Rolón.

En cuanto a la posibilidad de un traslado en la fecha de celebración del Día del amigo, lo descartaron de plano argumentando que la situación es "caótica" y que no hay previsibilidad para pensar una acción comercial a futuro.

Dejá tu comentario