Jujuy | Fotos | policía | Allanamiento

Espionaje a organizaciones sociales: una causa plagada de "incoherencias"

La investigación que cobró relevancia mediática nacional fue analizada y objetada por el abogado Marco Spinassi, representante legal del referente social Gonzalo Maurín. Allanamientos injustificados, testimonios no vinculantes y agentes infiltrados apócrifos forman parte de la controversial trama.

  • El abogado Marco Spinassi compartió su percepción sobre los allanamientos a organizaciones sociales.
  • Expuso una serie de incoherencias que fundamentaron la investigación sobre referentes.
  • La figura del "agente encubierto", no existe en nuestra provincia. Fue comprobado que policías tomaron fotos vestidos de civil durante una manifestación.

El punto de partida para esta causa, que ha ganado presencia en los primeros planos periodísticos de la Nación por su cuestionado proceder, puede establecerse tranquila y erradamente en el miércoles 06/07. Día en que una docena y media de policías requisaban las propiedades vinculadas a referentes de organizaciones sociales, como se sabría día más tarde, por supuestas denuncias de “extorsión y asociación ilícita”.

El abogado de Gonzalo Maurin dijo que la causa tiene incoherencias desde el origen

Pero tal recorte sería quedarse con un fragmento de la película, cuyo estreno oficial se programó de manera en cubierta a principios de abril, durante el discurso de apertura de sesiones ordinarias. Evento que reúne a partidos políticos, sindicales, sociales y vecinos autoconvocados tanto a favor como en contra del orador principal (Gerardo Morales).

Curiosamente desde el Ministerio Público de la Acusación decidieron actuar de oficio esa jornada, ordenando a la policía “introducirse”, entre las filas de manifestantes opositores para individualizar a los referentes tomando un registro fotográfico.

INCOHERENCIA 1 Aunque el juez Rodolfo Fernández explicó que existió una mala interpretación del pedido fiscal para individualizar personas, domicilios, sedes, etc. Entrando en un complejo entramado terminológico y suponiendo que no se haya empleado “infiltración”, los productores de este material visual pueden interpretarse como “agentes encubiertos”, figura comprendida en la Ley N° 27.319 de Delitos Complejos a la cual no adhirió nuestra provincia.

Hay personas que se metieron entre las organizaciones y sacaron fotos. Esa figura es el agente encubierto, está legislada 27.319 que no está vigente, si existiera extorsión alguna tampoco entra en esa Ley, porque contempla delitos particulares. Creo yo estamos presentes ante una nulidad de carácter original Hay personas que se metieron entre las organizaciones y sacaron fotos. Esa figura es el agente encubierto, está legislada 27.319 que no está vigente, si existiera extorsión alguna tampoco entra en esa Ley, porque contempla delitos particulares. Creo yo estamos presentes ante una nulidad de carácter original

INCOHERENCIA 2 Como explica el abogado Marco Spinassi quien defiende al referente de Nuestra América Gonzalo Maurín, “las fotos no dicen absolutamente nada, pero en base a eso hicieron una radiografía incluso de la casa y en función de eso justifican una medida tan fuerte como avanzar sobre la propiedad privada con allanamientos y secuestro de documentación”.

image.png

INCOHERENCIA 3 Para justificar las actuaciones se recolectaron un grupo de testimonios que vinculan a los investigados, sin embargo en el caso de Gonzalo Maurín al menos “no existe un solo testigo que diga algo sobre él o lo vincule a tales hechos delictivos”.

Por estos días feria judicial mediante la causa probablemente descansa, más allá del peritaje que se le practica a los dispositivos secuestrados. Si bien Maurín recibió una copia del expediente, poco saben desde su entorno del estado actual, la información recibida es parcial, no obstante no hay nadie imputado por el momento. Solo se tiene constancia de las múltiples incoherencias.

Dejá tu comentario