Nacionales | ALIMENTOS |

Por qué los productos para celíacos son más caros que el resto

Los productos sin gluten, específicamente producidos para celíacos, pueden costar hasta un 100% más que el resto del mercado. Desde la Asociación Argentina de Celiaquía cuentan los motivos.

La celiaquía es una enfermedad crónica autoinmune. Estas personas presentan una intolerancia total y permanente a las proteínas contenidas en el gluten de los cereales trigo, avena, cebada y centeno (TACC). Cuando una persona celíaca consume algún alimento con esta proteína, su intestino se daña y se vuelve incapaz de absorber nutrientes necesarios para mantener saludable al organismo. Por ello, es necesario llevar una dieta totalmente libre de gluten.

Siempre ha sido tema de debate entre las personas con diagnóstico de celiaquía el precio de los productos aptos para celíacos. Es que aquellos artículos que son específicos sin gluten, como panificados, harinas y pre mezclas, tienen precios mucho más elevados, entre un 30% y un 100% más costosos, que el resto de los productos con gluten que se encuentran en los supermercados o despensas.

Para comprender por qué sucede esto y buscar posibles soluciones, MDZ dialogó con Mariana Holgado, de la Comisión Directiva de la Asociación Celíaca Argentina.

“Fabricar los productos sin TACC es más caro porque en la elaboración se utilizan harinas sin gluten, que es más costosa que la de trigo. En estos casos se utiliza pre mezcla, un mix de almidones, y en la mayoría de los casos leche en polvo, una materia prima muy cara, o goma xántica, materia prima importada, que permite darle más elasticidad a las masas”, explica Holgado.

En segundo lugar, Holgado plantea que los alimentos sin TACC se elaboran solo para el 1% de la población argentina, al no producirse a gran escala eso también aumenta el precio. “Los costos físicos que demandan fabricar alimentos, se deben prorratear sobre pocas unidades a diferencia de lo que es la producción de mayor número que permite abaratar gastos”.

Otro punto que se debe tener en cuenta respecto al precio de estos productos es el envase de los mismos. “Los productos sin TACC llevan un packaging doble, por lo general, para evitar que se rompan o que haya contaminación cruzada, tienen envoltorio plástico o de papel y a su vez una caja. Esto hace que sea incremente el valor también”, explica.

La fabricación de este tipo de harinas es otro de los motivos que lleva a que los costos se eleven en los productos para celíacos. Se debe moler el maíz, el arroz o la mandioca en sitios donde no se ha trabajado con trigo, avena, cebada o centeno. Los silos donde se almacenan tampoco deben haber estado en contacto con materia prima con gluten. Esto implica pensar en un tratamiento diferencial desde la materia prima.

Mariana Holgado, explica a MDZ que también hay que considerar la logística que implica trasladar alimentos sin gluten, deben ser camiones en los cuales no se haya trasladado antes o no se traslade productos que contengan esta proteína.

En relación a la diferencia de precios en todo el país, la vocera de la Asociación Argentina de Celiaquía sostiene que “hay mucha disparidad de precios en Argentina. Buenos Aires maneja precios más bajos que en el resto de las provincias. A las provincias del interior los productos llegan a través de distribuidores a los comerciantes y rara vez de manera directa, al tener intermediarios los costos también se elevan”.

Proyectos truncos

En la actualidad existe una gran cantidad de proyectos que buscan disminuir los costos de los productos sin TACC. Pese al gran esfuerzo que llevan a cabo asociaciones de todo el país para impulsarlos, ninguno se ha concretado.

Por lo general, los proyectos piden que se le quite el IVA a los productos sin gluten. Sin embargo, Holgado sostiene: “Quitarle el IVA es un poco complejo y no creo que sea viable cumplir con ello, debería aplicar para todos los productos libre de gluten y no solo los específicos. Acá lo que necesitamos es mejorar los costos de los productos que son específicos para celíacos".

La vocera agrega: "el problema es que no existe la categoría de elaboradores específicos. Habría que quitarle el IVA a muchos productos que no contienen gluten, con ese impuesto el Gobierno recauda y por ello no creo que sea posible”.

Siguiendo esta línea, en noviembre de 2019 se aprobó una declaración que solicita a la Nación que se incluya en las exenciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los productos alimenticios para celíacos. El proyecto fue presentado por Hebe Casado, ex diputada provincial por el PRO- Frente Cambia Mendoza, pero aún no ha habido respuesta por parte del ejecutivo a nivel nacional.

Mariana Holgado asegura que también hubo proyectos para darle subsidios e incentivos desde el Gobierno a los elaboradores de productos específicos para celíacos, “pero también se trabó ese proyecto porque no era posible identificar cuáles eran esos productores”. Ahora bien, si se tiene en cuenta la larga cadena que existe desde el productor hasta el consumidor, “esos beneficios a los productores de alimentos específicos no son garantía de que se trasladen al consumidor”.

Ayuda económica

Cada provincia ofrece ayuda para disminuir la diferencia que existe entre los alimentos con o sin gluten. Son programas determinados de asistencia, pensados especialmente para la persona celíaca que se encuentra en estado de vulnerabilidad, que no posee obra social ni trabajo. La ayuda se brinda a través de los municipios, cada persona celíaca que lo precise debe acercarse a estos espacios.

“En muchos lugares se les entrega una caja con alimentos libre de gluten, en otros se les da una tarjeta de débito a la cual se le carga un monto determinado para la compra de este tipo de alimentos. Mientras que aquellos que tienen trabajo y obra social se les brinda un monto mensual o se realizan reintegros”, explica Holgado.

Mientras los proyectos continúan esperando ser aprobados y el Estado sigue sin regular los precios para los productos sin TACC, las personas celíacas no tienen más alternativa que pagar cifras altísimas y muy distintas al resto de los productos del mercado.

FUENTE: MDZ

Temas

Dejá tu comentario