Policiales | violencia | Tensión | colectivos

Tenso momento dentro de un colectivo: "Agarrame que yo lo mato"

Un pasajero, aparentemente en estado de ebriedad, insultó al chofer y empezó a cuestionar a los usuarios a quienes habían votado en las últimas elecciones. La situación se tornó violenta durante todo un viaje por Ruta 9 hacia Alto Comedero porque los usuarios se cansaron y lo confrontaron, todo culminó con una parada en la comisaría para que lo detengan.

Un video filmado en un colectivo de la línea 8 de la empresa Santa Ana, da cuenta de un hecho de violencia que sufrió el colectivero y usuarios de Alto Comedero.

Todo inició pasadas las 21:00 de ayer jueves cuando un pasajero, aparentemente en estado de ebriedad, insultó al chofer y empezó a cuestionar a los usuarios a quienes habían votado en las últimas elecciones.

Embed - Tenso momento dentro de un colectivo: “Agarrame que yo lo mato”

Por momentos esta persona gritaba "30.000 desaparecidos" y ante la nula respuesta de los demás pasajeros intentó sacarse la remera. Fue entonces que el conductor, visiblemente cansado de esta situación decidió pedirle que se bajara del ómnibus ya que alteraba el viaje de todos.

Sin embargo, esto no ocurrió y el hombre que se encontraba en primera fila se levantó de su asiento mirando de frente a los demás usuarios y vociferando nuevamente insultos, sin hacer caso a los pedidos de algunas madres quienes le imploraban que por favor cambie su actitud.

Mientras el colectivo continuaba su recorrido por Ruta 9, la tensión era cada vez más notable y por momentos se escuchan llantos de niños y pasajeros murmurando que "lo bajen, puede hacernos daño, hay niños", también decían "no podemos viajar así, yo me levanto y le doy una cagada".

Atento a evitar a que esta situación escale en violencia es que el conductor decide desviar su recorrido a la altura de un reconocido boliche para ir hasta la comisaría.

Mientras tanto, la paciencia de dos usuarios llegaba a su fin cuando deciden enfrentar a este agresor pero los demás pasajeros evitan dicho pleito diciéndoles que enseguida lo bajarán, sin dar detalles de que se dirigían a una seccional.

Finalmente cuando la línea 8 se acerca a la comisaría algunos policías ya se advertían de que nada bueno estaba ocurriendo. Cuando se abren la puertas del colectivo es que el atacante y dos pasajeros empiezan a propinarse piñas mientras una mujer, que era sostenida por otra, se la escucha gritar "agarrame que yo lo mato".

Este viaje de pesadilla culminó con el arresto de este hombre y el transporte urbano retomó nuevamente su recorrido.

Cabe recordar que los hechos de inseguridad dentro de las unidades no son un tema nuevo. Hace unos meses fue alertado por responsables de UTA Jujuy quienes llegaron a amenzar con suspender los recorridos nocturnos si no se tomaban medidas al respecto. Finalmente la medida no se concretó por compromisos de autoridades del Ministerio de Seguridad, pero al parecer los problemas continúan.

Dejá tu comentario