Jujuy | SAME | Punta Corral | Asistencia

SAME apostará 11 puestos de salud camino a Punta Corral

Con el fin de realizar asistencias, traslados y rescates, unos 180 trabajadores estarán distribuidos en 11 puntos estratégicos de atención, tanto en Tumbaya como Tunalito. Además se contará con disponibilidad de los hospitales de Maimará y Tilcara.

  • Unos 180 trabajadores de SAME serán afectados al operativo de Punta Corral.
  • Estarán distribuidos en 11 puestos de atención, tanto en Tumbaya como en Tunalito.
  • Se prevé la atención de unas 12 mil personas, sobre una estimación de 150 mil peregrinos.

El Director del Sistema de Asistencia Médica de Emergencia (SAME 107), Pablo Jure, informó que, “del 5 al 11 de abril se llevará a cabo la cobertura multitudinaria, única en su tipo en Sudamérica durante el ascenso al Santuario de la Virgen de Punta Corral en el Departamento Tumbaya, previendo la atención efectiva de más de 12 mil personas sobre una estimación total de 150 mil peregrinos”.

Señaló que, “desde la Subsecretaría Técnica Operativa, direcciones de Hospitales y Atención Primaria de la Salud (APS) en coordinación con SAME 107 y unidades hospitalarias de Maimará y Tilcara se brindará respuesta en terreno, con disponibilidad para la asistencia, traslados y rescates, en caso de ser necesario”.

En el mismo sentido, remarcó que “180 trabajadores de SAME 107 se encontrarán afectados a las diferentes instancias de este operativo contando con 11 puestos tanto en los recorridos de Tumbaya como de Tunalito” y agregó que “para quienes integramos el SAME es un honor cumplir con estas tareas ya que la Virgen de Punta Corral es Patrona de la institución”.

Asimismo, sostuvo que el desarrollo de la peregrinación no impedirá el normal desempeño de las actividades de emergencia en el resto de la provincia, continuando el servicio con la atención habitual de las 12 bases operativas y las 9 bases soporte y la disponibilidad de las 43 ambulancias ubicadas estratégicamente.

Recomendaciones a los peregrinos

  • Chequeo previo

“Es la recomendación más importante, se debe acudir a consulta con el médico de cabecera para realizar estudios básicos”, afirmó Jure. Entre ellos se pueden indicar electrocardiograma, laboratorio, radiografía de tórax, ergometría y en especial si la persona presenta patologías de base o si se cursó Covid-19. “Con el apto médico para el ascenso, se recomienda en días anteriores a la peregrinación caminar 40 minutos por día para fortalecer la respuesta cardíaca, respiratoria, muscular y articular muy importantes para la caminata en altura”, dijo Jure.

  • Ropa y calzado cómodos

“Debemos tener en cuenta que en el ascenso por Tunalito se recorren 16 kilómetros llegando a casi 4000 metros de altura mientras por Tumbaya son 26 kilómetros a una altura aproximada a 3800 metros que incluye tramos por el lecho del río donde puede complicarse la caminata. Por ello, es fundamental ropa y calzados que sean cómodos para la actividad, que permitan el movimiento y no ajusten porque el roce o la fricción después de varias horas pueden dificultar el paso o incluso provocar lesiones”.

  • Hidratación permanente

“Mientras se camina se debe consumir agua en pequeños tragos y siendo un recurso que no se encuentra en el trayecto, cada persona debe llevar agua en la mochila siendo un peso adicional”, indicó Jure. Además, recordó que las bebidas energizantes no son una buena opción ya que pueden funcionar como estimulante pero produciendo agotamiento muscular posterior.

  • Alimentación ligera

La mejor opción son los hidratos como caramelos, galletas dulces y líquidos con azúcar que ayudan en la primera etapa

  • Evitar el consumo de sustancias

Es imprescindible evitar la ingesta de alcohol, el tabaquismo, la automedicación y cualquier otra sustancia ya que, además de sus propios efectos, en combinación con las condiciones de altura del terreno y climáticas pueden generar complejidad en el estado de salud.

  • Descansos periódicos

Por cada 20 minutos de caminata, se deben realizar pausas de 10 minutos especialmente mientras se asciende.

  • Mal agudo de montaña

Se estima que el 90% de los peregrinos pueden transitar los síntomas de la falta de oxígeno en la circulación sanguínea en algún momento del recorrido ascendente o descendente. Personas con hipertensión, diabetes o comorbilidades deben extremar cuidados, cumplir con la medicación de los respectivos tratamientos y de ser posible, llevar fotos en el celular de los últimos estudios realizados para exhibir ante una potencial asistencia de emergencia.

  • Personas de riesgo

Niños, embarazadas y adultos mayores no deberían ascender al Santuario por la dificultad respiratoria, el esfuerzo cardiovascular, el agotamiento extremo y posibles incidentes. “Siendo una cuestión de fe estamos igualmente a disposición aunque sí pedimos que elijan los circuitos seguros, que siempre acudan acompañados y que den alerta de inmediata ante el primer síntoma de malestar”, remarcó Jure.

  • Necesidad de asistencia

“Ante la ocurrencia de caídas, torceduras, golpes, dificultad para respirar, mareos o cualquier tipo de situación que comprometa la salud recordamos que la persona debe quedarse en un lugar fijo, acompañada y que debe dar alerta pidiendo ayuda a los peregrinos que suben o bajan de modo que llegue el mensaje al personal capacitado. A quienes se encuentran con alguien que requiera asistencia, pedimos indicar colores de la vestimenta para ubicar rápidamente a la persona”.

Dejá tu comentario