Salud | Riesgo | creencias | VIRUS

¿Qué rol juegan las ideologías en el cumplimiento de las normas?

Un estudio sugiere que los ciudadanos estarían dispuestos a modificar su conducta únicamente si hay un consenso político sobre la misma.

  • Si bien el surgimiento de la pandemia motivó en un primer momento a la población a unirse y a tomar medidas en conjunto para combatir esta amenaza, hoy es motivo de polarización en la sociedad.
  • El panorama es incierto y nadie aún puede asegurar cómo ni cuándo acabará esta situación, es por ello que los expertos advierten una creciente tendencia de los individuos a aferrarse a sus creencias e ideologías para lidiar con la crisis sanitaria.
  • ¿Usamos o no barbijos?, ¿saludamos o no con los codos?, ¿cantar, gritar y hablar está mal? Expertos dicen que justificamos nuestras respuestas según la ideología que tenemos.

Durante el primer período de expansión del virus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostenía que el uso de barbijos de uso médico debía ser exclusivo para el personal de la salud y para quienes habían estado en contacto con el virus. Luego, se diseminaron los tapabocas y estos fueron recomendados para todos los habitantes como medida de prevención. Algo similar sucedió con el saludo del codo, en un principio era aconsejado como un contacto seguro, pero luego fue identificado como una nueva posible vía de exposición al virus.

image.png

“Como tenemos muy poca información sobre el curso de esta enfermedad, y esta es continuamente renovada por la comunidad científica y médica, las personas comienzan a buscar otras alternativas para depositar su confianza. Allí surge la necesidad de aferrarse a las ideologías y las creencias, que si bien ayudan a navegar la incertidumbre, en algunos casos no contribuyen a evitar los contagios”, afirma Pedro Bekinschtein, Director de Investigación de Fundación INECO.

El investigador alude que tanto los recortes de la realidad que elabora cada individuo como lo que comunican los distintos sectores políticos de referencia para el mismo, puede también influir en la percepción del riesgo que tienen los ciudadanos en las actividades que realizan. Por ejemplo, si los líderes de un partido político manifestasen la idea de salir y no utilizar barbijos, las personas alineadas al mismo posiblemente perciban un menor riesgo que quienes no comulguen con aquel partido.

En este sentido, un reciente estudio publicado en la revista Science Advances demuestra la existente polarización en los discursos políticos respecto al coronavirus en Estados Unidos, entre los funcionarios Demócratas y Republicanos. En consecuencia, a pesar de las indicaciones de los expertos en salud, los ciudadanos norteamericanos estarían dispuestos a modificar su conducta únicamente si hay un consenso político sobre la misma.

image.png

Otro factor que puede repercutir en la percepción del riesgo, es el mecanismo de sesgo de confirmación que es sostenido por un mecanismo llamado razonamiento motivado. Este consiste en crear un argumento que respalde las creencias de un individuo a pesar de que se encuentre con información que le sugiera lo contrario ” Si una persona percibe que el riesgo es menor del que le comunican las fuentes oficiales, va a generar algún tipo de razonamiento motivado como por ejemplo, observar lo que hacen los ciudadanos en otros países, para concluir que tenía razón y entonces salir más o hacer su vida relativamente normal pese a que el riesgo sea alto”, comenta el especialista de Fundación INECO.

image.png

Si bien los expertos se encuentran estudiando en profundidad la temática y aún no hay datos contundentes, la incertidumbre se presenta como la principal causante de una mayor inclinación hacia las creencias e ideologías para sobrellevar la actual crisis, permitiendo a las personas tener alguna certeza, sin importar que esta pueda estar errada.

FUENTE: fundacionineco.org

Dejá tu comentario