Jujuy | POBREZA | Jujuy | provincia

En Jujuy, la pobreza alcanza al 38% de la población

El Indec dio a conocer que la pobreza a nivel país tuvo un fuerte salto de 5,5 puntos y alcanzó el 40,9%. El mismo informe da cuenta que en la provincia el incremento fue de 0,2 en el primer semestre del año. Un economista jujeño puso en duda las cifras oficiales debido al alto índice de desempleo en Jujuy.

Aunque distintas consultoras esperaban valores más cercanos al 50 por ciento en los niveles de pobreza por los efectos de la crisis, durante el segundo trimestre se registró una caída del 19,1 interanual –superando la del primer trimestre de la gran crisis de 2002-, la suba al 13,1 por ciento de la desocupación y el congelamiento de la mayoría de las paritarias.

En el caso de la indigencia subió 2,8 puntos desde diciembre hasta el primer semestre del año y alcanza al 10,5 de la población de todo el país.

image.png

En Jujuy la pobreza subió 0,2 puntos, era de 37,8% en diciembre 2019, y durante el primer semestre del año alcanzó al 38% de la población. Por su parte, la indigencia bajó del 5,7 al 4,8 por ciento.

image.png

Según el informe, el conglomerado Jujuy-Palpalá agrupa 131.452 personas pobres y 16.501 indigentes.

image.png

El economista Gastón Remy puso en duda los números oficiales remarcando que en la provincia hubo récord de despidos en el sector privado registrado y donde por la crisis miles dejan de buscar empleo.

Al menos hay dos motivos que consideramos expresan más que una rareza en los números expuestos por el Indec”, remarcó Remy.

Primero: el cálculo de pobreza e indigencia que realiza el Indec es considerando el valor monetario de la Canasta Básica Total y de la Canasta Alimentaria respectivamente. Aquellas personas u hogares que no superen estos importantes se las considera pobres o indigentes. Ambas canastas entre diciembre-19 y junio-20 tuvieron una suba de 16,5% y 10,5% respectivamente. Sin embargo, los salarios de los trabajadores ocupados formales no tuvieron en su mayoría paritarias, a marzo el 65% de los asalariados estaban bajo la línea de pobreza en la provincia y en algunos sectores pactaron reducción de salarios como en comercio o siderúrgicos.

Además, en un contexto de pandemia que fue utilizado para quitar derechos el sector de asalariados en negro que en la provincia alcanza al 52%, siempre se lleva las de peor. Por último, están los cuentapropistas que con las medidas de cuarentena se vieron en su mayoría con grandes dificultades para salir a realizar sus actividades. En la provincia hay un 79% que se encuentra en negro, viven en su mayoría del día a día. Todo esto parece no ser tenido en cuenta por las estadísticas oficiales”.

Segundo: durante el segundo trimestre del año la desocupación bajo en la provincia como resultado de un empeoramiento de la situación donde 21 mil personas, solo de la población de referencia del Indec (en realidad son muchos más) quedaron fuera del mercado de trabajo por falta de posibilidades de encontrar un empleo (asalariado o cuentapropista). En este marco, 187 mil personas, ni más ni menos el 25% del total de la población de la provincia, no reciben ingresos son beneficiarios del IFE que terminó siendo de 5 mil pesos mensuales.

Con esta realidad laboral y social evidentemente las estadísticas del Indec reflejan otra realidad en la provincia. Nadie en su sano juicio puede darle crédito a este informe. Salvo que haya metido la mano Guillermo Moreno, el ex Secretario de Comercio, que realizó el “apagón estadístico”, del Indec desde el último año del gobierno de Néstor Kirchner y durante los ocho de Cristina.

Pero como dice el refrán, la única verdad es la realidad, por eso se necesitan medidas de organización de las y los ocupados, desocupados, precarios e informales para exigir a los gremios y organizaciones sociales que rompan la tregua con los gobiernos y peleen por la recomposición salarial y de los planes sociales acorde a la inflación en la perspectiva que ninguna familia gane menos que la canasta familiar. No que otra”, expuso el economista en una nota publicada en La Izquierda Diario.

image.png

Dejá tu comentario