Jujuy | Paicone | Cusi Cusi | turismo

Seis pueblos de ensueño en la Puna de Jujuy, inaccesibles por falta de obras

Ciénega de Paicone, Paicone, Cusi Cusi, Liviara, Orosmayo, Loma Blanca tienen para ofrecerle al viajero mucho más que la hospitalidad de los humildes pueblos de la Puna. Una extensión montañosa se alza desde el inmutable paisaje árido sorprendiendo con magnificas lagunas. En tanto no se realicen las obras de infraestructura necesarias, estos pueblos no pasarán de una mínima anécdota al pasar.

  • Conocé los pueblos de la Puna que son perjudicados por las crecidas del río Grande San Juan.
  • Bellezas de la naturaleza inmersa en una halo de tranquilidad típico de la región.

Durante el momento más álgido de la temporada turística, el majestuoso paisaje ofrecido por recónditos pueblos de la Puna queda aislado del circuito ante las inclemencias del tiempo. La crecida del río San Juan Grande sobre ruta 40 perjudica a los pobladores, complica su modo de vida, pone en riesgo su vida y como si no fuera poco impide a los visitantes llegar hasta el lugar. Sin ir más lejos en 2015 y 2018 se registraron trágicos acontecimientos en la zona.

Embed

Nuevo material audiovisual muestra la odisea de los pobladores que a pura fuerza de voluntad tratan de cruzar el inclemente río. Ni siquiera los vehículos de gran porte logran atravesarlo sin antes realizar un esfuerzo mayúsculo. La ruta obligada indica: llegar por Ruta 9 hasta La Quiaca y bajar por la RN 40, hasta toparse inevitablemente con los brazos del río Grande San Juan.

“Cuando el cañadón se llena de agua el terreno pedregoso se vuelve blando y es posible quedarse enterrado, pero si o si debemos cruzar para abastecernos de mercadería… Durante los últimos días de diciembre una maestra casi es arrastrada por el agua”, explica Olga Mamaní vecina de Ciénega de Paicone.

La odisea de cruzar el río Grande San Juan durante la temporada estival

La situación llega a tornarse tan crítica que el único colectivo que recorre La Quiaca – Cusi Cusi perteneciente a la empresa Andes Norte, a menudo debe suspender el servicio. Motivos más que suficientes para insistir en la construcción de un puente que ya fue proyectado a diversos niveles e instancias.

“En la comunidad hace tres años hemos colaborado con dinero para hacer un puente, no tenemos mucha población, pero la plata está acumulada, sin embargo el gobierno hasta hoy no nos dio respuesta”, explica Mamaní.

image.png
Imagen cortesía de Cer Santa Catalina.

Imagen cortesía de Cer Santa Catalina.

Con respecto a Ciénega de Paicone, se trata de un pueblo con no más de 350 habitantes ubicado en el extremo noroeste de la provincia, a escasa distancia del límite con Bolivia a través del Paso Internacional del Río Mojón que lo conecta con San Antonio de Esmorucco. Si bien es utilizado asiduamente desde ambos lados, el mismo sigue sin ser habilitado a pesar de la insistencia de los gobiernos locales desde los últimos 20 años.

Paso Internacional Hito 13/14 - de Ciénega a Esmoruco por Río Mojón

Continuando por la Ruta Nacional 40, a tan solo 8 kilómetros el pueblo de Paicone aparece en el mapa, casi a las márgenes del río homónimo. Con aún menos población que la localidad vecina, ofrece la expresión máxima de tranquilidad que el departamento Santa Catalina tiene para ofrecer. A donde se mire la belleza cordillerana llena los ojos, con increíbles formaciones rocosas y volcánicas ideales para fanáticos de la geología. Una verdadera paleta de colores diseminada desde el clarísimo cielo (3.600 metros de altura) hasta el escarpado terreno circundante.

image.png
Imagen cortesía de Caminos Andinos.

Imagen cortesía de Caminos Andinos.

La Ruta 40 conecta literalmente la república y tiene interminable cantidad de paradas obligatorias, pero tranquilamente Cusi Cusi es una de ellas, si bien su pueblo vive de la actividad ganadera o desarrollan tareas en Mina Pirquitas. A 5 kilómetros del pueblo, el Valle de la Luna no merece ser marginado por ninguna crecida estacional, con sus tonos rojizos y blancos intercalados dando la sensación de visitar un escenario espacial. Uno de los lugares menos conocidos de la región, aunque sus paredones de 50 metros formados por la erosión merecen atrapar a cualquier turista que busque la belleza hecha naturaleza.

image.png

Dejá tu comentario