Mundo | Mujer | Identidad de Género | Género

Una joven que se operó para ser hombre trans se arrepintió y vuelve a ser mujer

Se operó los senos y tomó hormonas por seis años.

Una mujer de 26 años que salió del armario como hombre transgénero a los 19, reveló que ahora volvió a ser mujer, seis años después de comenzar a tomar testosterona y de que le extirparan quirúrgicamente los senos.

Issa Ismail, una peluquera de Detroit, Michigan, nació mujer. Pero a los 19 años anunció que era transgénero y arrancó la transición a hombre, comenzando el proceso físico tomando testosterona que ayudó a crear características más masculinas, como una voz más profunda, crecimiento de vello facial y crecimiento muscular, mientras redistribuía la grasa de sus caderas y senos.

image.png

Issa también tomó la decisión de someterse a una cirugía superior para extirparse los senos en 2016, pero solo cinco años después, comenzó a luchar contra la depresión y se dio cuenta de que no era feliz viviendo como un hombre.

image.png

Entonces, en febrero de 2021, decidió "deshacer la transición" a su género femenino y detuvo la terapia de testosterona por completo. Ahora, Issa comparte su experiencia con la esperanza de poder ayudar a otras personas que luchan con su identidad de género y no están seguras de la transición.

Cuando era niña, Issa dijo que "siempre fue muy social", pero asociada más a un aspecto masculino, a un niño. Sin embargo, durante su adolescencia se volvió 'hiperfemenina', adoptando todas las actividades estereotipadas que a menudo se asocian con las mujeres jóvenes, desde "salir con chicos" hasta "maquillarse".

image.png

Sin embargo, a los 19 años, comenzó a luchar con su identidad de género, y decidió declararse transgénero ante su familia, antes de optar por comenzar la transición a un hombre.

Después de hablar con sus seres queridos, Issa comenzó su transición física con la terapia de testosterona, también conocida como terapia T, durante la cual una persona toma testosterona para ayudarla a tener una apariencia más masculina, al tiempo que pone fin a su ciclo menstrual.

image.png

Issa tomó testosterona durante seis años, pero tres o cuatro años después, comenzó a luchar contra la depresión. Pronto decidió que quería dejar la terapia de testosterona y dijo que sintió un "alivio" instantáneo después de tomar la decisión.

"Después de la marca del tercer o cuarto año, fue cuando los sentimientos de depresión se volvieron realmente malos para mí", recordó durante una entrevista reciente con Real Fix . “Tuve una especie de epifanía: no tengo que estar con hormonas por el resto de mi vida.

image.png

"Fue como un shock para mí, pero la siguiente sensación que tuve fue una sensación de alivio. Fue entonces cuando supe que tenía que escucharme a mí mismo. Al principio, Issa admitió que "nunca esperó" volver a verse como una mujer, pero está contenta con los resultados.

"Definitivamente no pensé que iba a ser esta persona femenina que ves ahora", explicó.

FUENTE: Clarín

Dejá tu comentario