Política | Jujuy | Rubén Rivarola | ANSES

Más populismo en un nuevo ANSES

Que el Frente de Todos ya está en campaña no es novedad alguna, desde que son concientes que el rechazo hacia el oficialismo nacional es abrumador, intentan por todos los medios inventar algunas maniobras políticas que le permitan hacer un papel al menos decoroso en las próximas elecciones.

Este problema no es solo en el país, cada distrito tiene sus propios inconvenientes, y aunque las elecciones locales vayan separadas de las nacionales, la mochila es pesada de igual manera para todos.

En Jujuy, los kirchneristas socios de Gerardo Morales tienen un problema mayúsculo, ya que no solo tienen la mochila nacional, sino que la figura de Rivarola acciona como un salvavidas de plomo, con una imagen negativa superior al 70% y así lo único que logra es espantar a los pocos que quedan en la sede partidaria.

Es tan complejo el panorama dentro del kirchnerismo local que la apuesta principal de Rivarola es la de lograr integrar la formula con el radical que Morales designe para la sucesión.

Tan es así que desde un tiempo a esta parte son reiteradas las instantáneas donde aparece el intendente de la ciudad Raúl Jorge acompañando a Rivarola en actos de menor cuantía.

La precariedad política del kirchnerismo local no es algo que haya surgido de manera espontanea, es el resultado de varios años de una anomia generalizada, es el resultado también de haber perdido las ultima siete elecciones y que nada haya pasado puertas hacia adentro, es más, diríamos que después de cada derrota los desatinos políticos se profundizaron, concentrando cada vez más el poder partidario en un personaje que no solo espanta a los dirigentes, sino que además espanta a los electores.

Algunos entendidos dentro de la sede del PJ están convencidos que este partido pequeño, desmovilizado y sin oferta electoral alguna, alcanza para que Rivarola pueda ser el vice de algún radical y garantizar la vianda a un par de obsecuentes.

Sin embargo no logran dimensionar que cualquiera de los candidatos a gobernador que tiene el radicalismo no logra ni por asomo mostrar números medianamente aceptables en las encuestas que se realizan semanalmente en la provincia.

A esto le tenemos que sumar que las estructuras de base del radicalismo hace un tiempo largo que aspiran a llevar una formula puramente radical.

Ninguno de los radicales supera el 20% de consideración positiva, ni siquiera Raúl Jorge, razón más que suficiente para pensar en un vice que si no ayuda, por lo menos que no tire para abajo a la formula.

Para colmo de males, en la foto no solo aparecería Rivarola, también tendrán que ver asomar el rostro de Guillermo Jenefes, que a los cuatro vientos sostiene que ya tiene todo arreglado con Morales y Rivarola para su retorno al Congreso de la Nación.

Muy complicado será convencer a los jujeños de las bondades de un espacio político donde el candidato radical aparezca flanqueado por Rivarola y Jenefes.

En términos políticos, los dirigentes kirchneristas no tienen ningún camino abierto para enfrentar las provinciales, y con este panorama, por ahora están apelando que otro sujeto de pésima imagen pública como Dante Velázquez, para que les haga de intermediario con algunos funcionarios nacionales y así intentar arrimar alguna foto, el problema está en que las fotos muestran el 70% de imagen negativa de los referentes locales y les suman otro 70% de imagen negativa de los funcionarios nacionales, divina la estrategia, sumar 140% de imagen negativa, nunca visto.

Tan decididos están a llevar el PJ a la mínima expresión, que de repente se olvidaron que estaban enojados con Fernando Posadas, el diputado que por orden de Rivarola votó a favor de la reforma, y se lo llevaron de gira hasta La Rioja, hasta ahí fue el rivarolismo a buscar una foto con Juan Mazur.

Un conocido diputado radical comentaba en el palacio legislativo que los del PJ andaban como los “cholulos” faranduleros detrás de los funcionarios nacionales en procura de una foto, algunos pudieron escapar de los “figuretis”, pero otros, merced a la insistencia de Velázquez accedían a la instantáneas que inmediatamente eran subidas a las redes sociales.

Fuentes allegadas a Juan Manzur sostienen que estas fotografías para nada significan respaldo político alguno, simplemente se tratan de las clásicas instantáneas a las que el tucumano accede sonriente con cualquiera que lo solicite, que el respaldo político del ex gobernador Tucumano se hará sentir en Jujuy, pero muy lejano al rivarolismo, ya que los ojos del jefe de gabinete están puestos en un peronista.

Sin ideas y sin margen para levantar la pésima imagen, fuentes seguras sostienen que entró en juego la diputada camporista Leila Chaher, que desde la Capital Federal realizó denodados esfuerzos para copar el ANSES local, resultando infructuosos todos los intentos.

Nadie piensa que la idea de desembarcar en ANSES se trataba de poner en marcha alguna política innovadora en materia de atención o servicios a los abuelos, este intento se reducía únicamente a pretender meter la mayor cantidad de gente posible en la estructura del organismo nacional, en definitiva agudizar el esquema de la militancia rentada, y hacer lo que para ellos es política pero con la plata de los contribuyentes.

Los intentos fallidos parecen que desembocaron en un nuevo plan, que según nuestras fuentes ya habría un guiño favorable del camporismo, la idea es conformar un ANSES paralelo al que conduce el ex intendente carmense, Adrián Mendieta.

En esta nueva embestida populista, ya habrían acordado con algunos referentes gremiales del ANSES, y dicen que el compromiso es incorporar a nueve personas, todos hijos de los principales líderes de los trabajadores, con el único fin de calmar las aguas internas y evitar así algún reclamo por parte de los trabajadores.

En las oficinas de Alto Padilla dicen que hacen falta más personas, pero es una incógnita como asimilarán los trabajadores que los acomodos siguen al orden del día.

Estos nueve ya designados pasarían a engrosar un largo listado de militantes que ya tendrían la promesa de sumarse al nuevo ANSES.

Para el funcionamiento de esta Unidad Básica financiada íntegramente con los recursos de los contribuyentes, habrían elegido la ex desde el ANSES en calle Independencia y Argañaraz.

Ninguna UDAI puede funcionar sin un responsable, y para ello también ya estría el nominado, esta vez el dedo bendecidor marcó la humanidad del ex concejal capitalino Matías Domínguez, que en su intento reeleccionista no dudo en mudar sus reales a las huestes rivarolistas.

Solo proponen más populismo y seguir libando descaradamente los escuálidos bolsillos de los contribuyentes con designaciones a mansalva y sin el más mínimo tamiz.

Nuevamente el uso indiscriminado de los bienes del Estado para hacer campaña y atender asuntos mezquinos de una dirigencia política vetusta y decadente.

Dejá tu comentario