BANNER SORTEO ESPECIAL WEB2
Jujuy | Gerardo Morales | UCR | Juntos por el cambio

Por su pelea con Lousteau, tildan a Gerardo Morales de "prepotente y violento"

Continúan las rispideces en el partido. El presidente citó a varios dirigentes a una reunión y fue allí donde el gobernador jujeño le recriminó al dirigente porteño la ruptura en Diputados. Entre vasos rotos, amenazas y acusación, tuvieron que ser separados por los gobernadores Valdés y el ex senador Rozas.

El radicalismo vive días turbulentos.

Según da cuenta el portal nacional Infobae, hoy dos de los máximos referentes del partido tuvieron que ser separados por otros correligionarios porque estuvieron a punto de tomarse a golpe de puños.

Luego de conocida la ruptura del bloque de la Unión Cívica Radical en la Cámara de Diputados y la conformación de un nuevo bloque de 12 diputados de la UCR que responde a Martín Lousteau, el presidente del partido, Alfredo Cornejo, molesto con la decisión citó a varios dirigentes para conversar sobre la conformación del nuevo grupo de legisladores.

“Estaban citados los gobernadores, Lousteau y la mesa chica pero la reunión duró 5 minutos porque se iban a agarrar a trompadas. Gerardo Morales le recriminó romper el bloque y, además lo acusó de mandar a la barra de Chicago el viernes pasado al comité nacional para romper la elección de la Juventud Radical. La discusión se puso tensa y Morales rompió un vaso contra la mesa y Lousteau se fue ”, contó una fuente presencial del encuentro.

Otros dirigentes radicales brindan una segunda versión en la que señalan que Morales “llegó muy violento y prepotente rodeado de Angel Rozas y dirigentes correntinos. Cornejo arrancó la reunión, Morales lo interrumpió y habló como quince minutos cuestionando el armado de otro bloque radical y diciendo que iba a pedir una declaración del partido. Morales lo acusó de que estaban jugando para Horacio Rodríguez Larreta”. En ese momento aseguran que el senador perdió la calma y le respondió: “ vos venir a decir eso, que fuiste el más macrista los cuatro años del gobierno y hace dos que apoyas a Alberto Fernández y le votan todo en el Congreso ”, lo que generó el alboroto que hizo que terminara la reunión.

image.png

Se trata del segundo episodio violento de Gerardo Morales en pocas horas.

Recientemente el mandatario jujeño opinó sobre asuntos internos de La Rioja y desató la ira del gobernador.

Ricardo Quintela le pidió "que se informe" mejor sobre el conflicto que mantiene con la intendenta de la capital riojana y le respondió con munición gruesa: "yo no reprimo, no meto preso a nadie, mucho menos a una mujer", disparó, en obvia alusión al caso Milagro Sala.

Dejá tu comentario