Mundo | EVO MORALES | Bolivia | brasil

Bolsonaro cuestionó a Alberto por refugiar a Evo Morales e influir en la Justicia

El presidente brasileño se refirió al nuevo gobierno argentino. Señaló que realizó un "análisis de la situación" y teme por la "desestabilización".

  • El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se manifestó preocupado por la situación en la Argentina.
  • Esto se da a partir de la estancia del exmandatario boliviano Evo Morales en el país, donde está tramitando el estatus de refugiado.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro realizó un análisis de los primeros pasos dados por el flamante mandatario argentino Alberto Fernández y concluyó que “el escenario” que se experimenta en el país vecino le “preocupa mucho”. Las sentencias las expresó en una extensa entrevista exclusiva que ofreció a la revista Veja, una de las publicaciones de mayor circulación en Brasil.

“Hice un análisis de la cuestión Argentina”, comenzó su respuesta Bolsonaro cuando fue consultado por los periodistas Policarpo Junior y Marcela Mattos respecto a Fernández. Una de las preocupaciones del brasileño es el giro que ha dado Argentina a partir del cambio de gobierno. “Evo Morales está en Argentina, que limita con Bolivia. Es una pista. Se quedará allí, tratando de desestabilizar”, dijo el jefe de estado.

Bolsonaro fue más allá en su “análisis”. En palabras del líder de la derecha del gigante latinoamericano, Fernández buscaría “políticamente” para influir sobre los jueces. “Ayer llegó la información de que el presidente de la Argentina quiere revisar la legislación, evitar que la Justicia detenga o persiga a alguien, políticamente. Allí, Lula, quien dice entre comillas que es un perseguido político, no sería arrestado. Este escenario nos preocupa mucho”.

Esta semana, la Fiscalía de Bolivia ordenó detenerlo por los delitos de sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo. Si bien la Argentina y Bolivia tienen vigente un tratado de extradición, en uno de los artículos del acuerdo se establece que uno de los países no puede entregar a un ciudadano a las autoridades de la otra parte si la persona es refugiada -como es el caso de Morales- o asilada política.

El expresidente boliviano se reunió con Alberto Fernández el pasado domingo en la quinta de Olivos. Mientras tanto, Morales anunció que dirigirá desde este país - probablemente se mude cerca de la frontera- la campaña de su partido, Movimiento al Socialismo (MAS), para las elecciones anunciadas por el gobierno interino de Jeanine Áñez, en las que él no puede ser candidato.

Con información de Infobae y La Nación

Dejá tu comentario