Cultura | Carnaval 2024 |

La Bajada de Los Diablos en Uquía, uno de los epicentros del carnaval

Este sábado 10 de febrero, la comparsa "Los Alegres de Uquía", realizará el desentierro del carnaval a los pies del Cerro Blanco y como cada año miles de personas se convocarán para disfrutar este acontecimiento, único en el mundo.

Uquía es una localidad ubicada en el departamento de Humahuaca que está a 116 km de San Salvador de Jujuy. Este sábado, el pueblo será epicentro de uno de los acontecimientos más convocantes del carnaval jujeño, cuando la Comparsa Los Alegres de Uquía realice la tradicional Bajada de los Diablos.

A partir de las 16.00 hs, más de 300 diablos descenderán desde el Cerro Blanco (ubicado a la vera de la Ruta 9) para dar rienda suelta al carnaval. Luego durante nueve días bailarán por el pueblo, junto a la banda de anateros y copleros recorriendo las "invitaciones".

Cabe destacar que la comparsa "Los Alegres" fue creada en el año 1942 por iniciativa de la familia Mejías y en la actualidad es una de las más populares en la Quebrada de Humahuaca, llegando a acaparar atención mundial.

Captura2.PNG

La Bajada de los Diablos es un hecho cultural que acontece el día de desentierro de carnaval y se da justamente porque el mojón (altar de piedras) de "Los Alegres" se encuentra en lo alto de un cerro. Al descender los diablos del mojón se produce un acontecimiento espectacular y único en el mundo, cientos de diablos con trajes de colores aparecen bailando, contrastando con el paisaje y dando rienda suelta al carnaval.

Los trajes llaman la atención por sus colores y brillos. Están confeccionados con retazos de telas a las que se le adjuntan lentejuelas, espejos de colores y cascabeles. Los cuernos son de diferentes materiales y algunos son reales (de toro o cordero). A los diablos se le suman los “caciques”, que llevan una enorme corona de plumas, y las “gitanas”, como se denomina a las mujeres disfrazadas.

Quien decide ser diablo, debe disfrazarse durante tres carnavales consecutivos, además de permanecer disfrazado sin revelar su identidad hasta el fin de los festejos.

Dejá tu comentario