Deportes | Boxeo | guerrero | entrenamiento

Crudele: "Muchos subestiman al boxeador, pero no cualquiera se sube a un ring"

El referente y especialista en la preparación de los mejores boxeadores argentinos, el venezolano Marcelo Crudele, pasó vía zoom por Mesa Deportiva y habló de la esencia del boxeo y el nuevo sistema de entrenamiento que quiere implementar en Argentina. También comentó de su infancia en Caracas y como descubrió el deporte de los puños: "Sufrí bullying y eso me convirtió en un guerrero", dijo.

  • De padres argentinos, Crudele nació en Caracas, Venezuela y actualmente radica hace 21 años en Los Ángeles, Estados Unidos.
  • Es experto en entrenamiento de alto rendimiento.
  • Entrenó a Sergio “Maravilla” Martínez, Brian Castaño, Fabián “TNT” Maidana (hermano del Chino), entre otros.

Desde Los Ángeles dialogamos con Marcelo Crudele, reconocido en el mundo del boxeo

En plena pandemia tuvo que reinventarse, es decir, cerrar su gimnasio y entrenar en la playa Traslade el entrenamiento con todos mis alumnos a la playa, al aire libre, donde hay viento constante y no hay posibilidad de contagio.Están muy rigurosos, por suerte han comenzado con la vacunación, a mí me toca dentro de dos semanas, por lo pronto hay que seguir respetando el protocolo, mantener la distancia de 6 metros, no estar en contacto directo, no sujetar las manoplas, cada uno en su sector.

Hay un sistema nuevo de entrenamiento deportivo que quiere implementar en la Argentina: “Es una manera divertida, rápida y competitiva de entrenar y soltar los golpes de puro ejercicio de boxeo de manera continua”.

image.png

Hay diferentes niveles: “Están los que recién empiezan, los intermedios y los avanzados, dependerá del estado físico, la técnica, los movimientos. Es algo muy divertido, dinámico y con un buen sistema de música que seguramente a la gente le va a gustar, todo el mundo lo puede practicar, seria boxeo para todos”.

image.png

Habló del regreso al ring de Maravilla Martínez: “Sergio es un atleta formidable, excelente ser humano y profesional, siempre se ha cuidado, eso significa mucho, tiene un estado físico decente, por eso no fue tan complicado volver, está en condiciones de pelear por el título mundial, mejoró la lesión en la rodilla y eso se nota arriba del ring”.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FZKrtWtNvBO%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAKJaNDVEZCLbKNQ0AQgAZB4izT6XP8eytq0KASMzsKy1ylwgyjW7pfXBHHeO71eu6g6AS6Ejd1zXS9EKwZCNXnAkzJ6W4hiT71tcERinuDVZCbXyKxiGpLoSsgHIktR3v1J0lu8m5EJGDnj8eXQZD

image.png

Le hacían bullying de pequeño, pudo superar su problema y se convirtió en un guerrero: “Sufrí bullying en Caracas cuando tenía 12 años, había un grupo de muchachos que jugaban en la esquina de mi casa, cerca de una panadería, uno de ellos era más grande que yo y siempre me molestaba. Cada vez que tenía que ir a comprar, daba toda la vuelta a la manzana para no cruzarlo, me metía por la parte de atrás para comprar pan. Así estuve varios meses, hasta que mi papá sospechó, se paró en la puerta del edificio y me dijo anda a comprar pan, tuve que ir derecho, sin dar la vuelta, ahí es donde me para este muchacho, me pega una cachetada, una patada y me roba el pan, en ese momento le dije a mi padre que me quería mudar, que ya no aguantaba más, me agarró de la mano y me llevó hasta el lugar, lo encara a este chico y me obliga a pelear, tenía mucho miedo, sin embargo me metí a pelear. Ahí despertó el guerrero que tenía por dentro, le gané al muchacho. Ese fue el principio de lo que soy como hombre, de sentirme seguro conmigo mismo, saber lo que quiero y no quiero, ayuda bastante”.

Mucha gente subestima al boxeador: “Puede ser muy bueno boxeando o no tan bueno, pero el que se sube arriba del ring es un guerrero, es fácil hablar de afuera, pero no cualquiera se sube al ring. En boxeo se pelea, por eso no hay que subestimar”.

image.png

image.png

Hay mucho talento en la Argentina, en lo deportivo y en boxeo. La gente tiene el concepto erróneo del boxeo, lo ven de una clase inferior

Dejá tu comentario