Jujuy | Barrio San Isidro | Narcomenudeo | venta de droga

Una vecina decidió testificar contra criminales, ahora la persiguen y la policía no hace nada

Hace tres años Alicia sufre constantemente hostigamiento por parte de individuos violentos que, según denunció, participaron del asesinato de un joven en 2020. Alicia fue testigo del caso y, a partir de ese momento, toda su familia vive una pesadilla. "Siguen a mi hija", expresó preocupada.

  • Una mujer denunció amenazas de parte de criminales de barrio San Isidro.
  • Le tiran piedras a su vivienda y persiguen a su hija.
  • Pide una perimetral y que la Justicia actúe y la proteja.

El 21 de febrero de 2020, un joven fue apuñalado a las 6 de la mañana, entre las calles Lucio Mancilla y Yaco del barrio San Isidro de la capital jujeña. En este marco, la policía se presentó en el lugar y realizó un fuerte operativo por las constantes denuncias de los vecinos, quienes aseguraban que conviven con bandas delictivas. El joven regresaba de bailar cuando fue abordado por dos hombres, uno de ellos le dio un puntazo y Franco cayó al piso.

Posteriormente, se dio una pueblada. Los vecinos fueron hasta la casa de los familiares de los supuestos culpables que, según denuncian los vecinos, venderían sustancias ilícitas. A partir de allí, se instaló una carpa policial.

Alicia Salazar aceptó ser testigo de la causa, y desde ese momento, vive un calvario. Vive constantemente amenazada, recibe ataques en su domicilio y su hija fue perseguida a modo de amedrentamiento. Existe una orden de restricción perimetral. Sin embargo, el hostigamiento es constante.

En diálogo con Radio 2, Alicia relató lo que vive y la falta de acción por parte de organismos estatales para resguardar su integridad.

“Nosotros seguimos siendo víctimas. En el fondo de mi casa nos tiran pedradas. El ante año pasado, siguieron a mi hija. Esto es constante porque nosotros salimos como testigo”.

image.png

“En este momento no tengo ningún tipo de custodia. La carpa policial instalada ayuda”.

image.png

“A los días del asesinato, salieron en libertad. No están imputados, nada”.

“Si le llega a pasar algo a mi hija, yo creo que la culpa la tiene la justicia que no hace nada. Los delincuentes están sueltos y mi hija siempre temerosa, no pueden hacer su rutina, las tengo que filmar por cualquier cosa. La policía me dijo que tengo que tener pruebas, porque no me creen”.

“Ya no sé cómo vivir, por eso llamé a Canal 2, porque es la única protección que tengo”.

image.png

“Yo hice denuncias por las amenazas. La última vez que fui a la sexta, les hice ver los videos y salí llorando porque me dijeron que “cualquier te puede seguir”, eso me respondió el ayudante de fiscal de la sexta. Constantemente cambian el fiscal o el ayudante. Siempre me dicen que me busque un abogada, pero yo no tengo plata”.

“Si llegan a abusar o matar a mi hija, adónde me voy a quejar? No se puede vivir así. Tengo las denuncias y los videos. Hace tres años que vivo con esto y no se termina más”.

image.png

“Tengo una hija con discapacidad, y la justicia tampoco reparó en esta situación porque ella se pone mal cada vez que hay una pelea o algo violento en el barrio”.

Este caso es la clara muestra del manejo discrecional de la provincia, sin tener en cuenta los derechos vulnerados de esta mujer, y sus hijas.

“Quiero que la justicia haga algo con estas personas. Pido una perimetral porque ya no sé cómo vivir. Me estoy volviendo loca por tantas amenazas. Hacen fiestas, insultan, yo no puedo dormir por todo esto”.

Embed - El escalofriante relato de una vecina que vive amenazada por vendedores de droga

Dejá tu comentario