Vida sana | Vida sana |

Cómo aliviar el dolor de espalda baja

Una de las afecciones más comunes es el  dolor de espalda  y en concreto en la zona baja. Esta dolencia puede ser provocada por diversas causas tales como  hernias de disco , nervios presionados, levantamiento de peso de manera incorrecta, malas posturas, etc... Desde unComo.com veremos algunos  remedios alternativos  a la cirugía o los medicamentos de  cómo aliviar el dolor de espalda baja .

Una de las principales formas de aliviar el dolor de la espalda baja es masajear la zona dolorida. Podemos hacernos los masajes nosotros mismos, pero es preferible que lo haga otra persona y, siempre que sea posible, un profesional para evitar empeorar la lesión.

Otra forma de aliviar la zona dolorida es empleando almohadas lumbares. Son pequeñas almohadas que se colocan en la curva de la espalda cuando nos sentamos en una silla. Gracias a ellas conseguimos mantener la espalda en la postura correcta.

3

También podemos combatir el dolor de la zona baja de la espalda con estiramientosespecíficos. Uno muy efectivo es acostarse boca arriba y elevar tus rodillas hacia tu pecho. Mantén esta posición al menos por 10 segundos y luego vuelve a la posición original. Repite este movimiento hasta que sientas que la tensión empieza a remitir.

Un remedio muy habitual y efectivo es ponerse calor en la zona dolorida. Recomendamos utilizar una manta eléctrica, aunque también se puede utilizar una bolsa de agua caliente para ayudar a calmar el dolor.

 

En el caso de que el dolor agudo haya disminuido, podríamos probar ejercicios que fortalezcan la zona baja de la espalda. Son muy efectivos para ello caminar en el agua y la natación. Otro ejercicio, más de carácter preventivo que curativo, es tenderse en una colchoneta boca abajo. Colocaremos las dos palmas de las manos en la cabeza y dejaremos los brazos alineados con la cabeza. Probaremos entonces a intentar levantar ligeramente el pecho. Haremos 3 o 4 series de 10 levantamientos cada día.

Finalmente, otra opción aunque más costosa es recurrir a un fisioterapeuta. Ellos conocen técnicas que pueden ayudar a alinear tu columna naturalmente por medio de una serie de ajustes.

Fuente: salud.uncomo

Temas

Dejá tu comentario