Jujuy | Vecinos | Campo Verde | Funcionarios

Tensión ante un acto de presencia electoral en la cancha La Olla

El presidente del Concejo Deliberante, Lisandro Aguiar, junto al diputado radical Santiago Jubert se acercaron al predio para entablar diálogo con los vecinos. Con los hechos de represión consumados y la decisión oficial de construir una escuela ya tomada, el entendimiento no pasó de un mero deseo.

  • Se desarrolló un encuentro entre el concejal Lisandro Aguiar, el diputado Jubert y vecinos de Campo Verde.
  • La reunión si bien fue pacífica no tuvo aspectos para destacar, ya que la presencia de los funcionarios tenía un objetivo netamente electoral.
  • Reclamos vecinales de larga data como ser: seguridad, asfaltado, movilidad no fueron oídos ni atendidos.

Para los vecinos de 9 de Julio y Campo Verde, marzo quedará establecido en el calendario como un mes gris, donde su opinión fue pisoteada y su esfuerzo violentamente expropiado por la ambición política. La herida es reciente, la pseudo empatía política justificadamente mal vista.

En ese marco, funcionarios radicales de la talla de Lisandro Aguiar y Santiago Jubert se acercaron casi sin previo aviso al área en disputa conocida como “La Olla” en términos aparentemente conciliadores; cuarenta y siete días después del violento operativo policial. Quizás una búsqueda de acercamiento en pos de atenuar los ánimos con el oficialismo de turno que terminó recayendo en los legisladores.

Tras correrse la voz de una visita no planificada, referentes vecinales acudieron al lugar que cuidaron desinteresadamente durante 35 años solo para darse con la misma intransigencia que terminó por arrebatar sus derechos sobre el espacio verde.

Conflicto vecinal en Campo Verde

“Vinieron a explicar la decisión del gobierno una vez que ya pasó todo, consumada la represión y la persecución que ha llegado hasta la justicia penal. Realmente es una burla que vengan, porque vienen a buscar los votos. Nos acercamos para poder dialogar con ellos, pero las autoridades se van sin escucharnos” señalaron.

La indignación de los vecinos se desprende no solo por los hechos recientes cuya relevancia llegó a medios nacionales. En la balanza política de lo prometido frente a lo culminado los servicios básicos se convirtieron en una deuda permanente no solucionada con una visita cada dos años.

“Como les dijimos al gobernador, intendente y concejal. Cuando los necesitamos no están, hablan de situaciones que desconocen totalmente. Hacen referencia a sitios del barrio que no están donde señalan, deberían venir al menos una vez al año, no solo en tiempo electoral”.

Lo único que hicieron por el barrio es darle negocios a Rivarola, porque Limsa está ingresando nuevamente a pesar de nuestros planteos Lo único que hicieron por el barrio es darle negocios a Rivarola, porque Limsa está ingresando nuevamente a pesar de nuestros planteos

La reunión se convirtió en una crónica del desencuentro, típico en la puja por recolectar votos donde la presencia de funcionarios en territorio no produce más que meras fotos decorativas. Capítulo II de aquella improvisada encuesta pública en busca de aceptación para el polémico Colegio Secundario N°39 lanzada a tan solo dos días de arrojar desmedida fuerza sobre los manifestantes.

“Ellos están hace 16 años en el gobierno, tienen que saber lo que viene sucediendo no solo en la cancha. Los vecinos estamos 1 hora para poder ir al centro, tenemos calles sin asfalto, no hay cordón cuneta, no hay cloacas, los niños no pueden salir a jugar porque no hay inseguridad” sentenciaron los vecinos.

Dejá tu comentario