Espectáculos | Tiempo |

Alarma por una confesión de Michael Douglas sobre su salud

El legendario actor de Hollywood se refirió a un trastorno que padece. Además, habló sobre cómo transitó la etapa más aguda de la pandemia.

En una entrevista con ARRP Magazine, Michael Douglas sorprendió a todos al confesar que padece lagunas mentales. “A lo largo de la pandemia, en la que he pasado mucho más tiempo haciendo básicamente nada en el sofá, me ha sorprendido la cantidad de energía que he perdido y mi memoria a largo plazo está bien, pero a corto plazo... no tanto. Lo estoy investigando”, comentó. En un principio, el actor de 76 años pensó que el trastorno podía relacionarse con sus excesos en la juventud, pero luego detectó que el origen es otro.

Además, Douglas declaró que durante este tiempo estuvo adicto a las noticias y que ahora agradece haberse vacunado para poder abandonar el sofá y tener una vida más activa. “Con la madurez, no te sientes necesariamente muy diferente de lo que sentías cuando eras más joven. Ahora simplemente busco la alegría de un buen momento”, enfatizó.

En la entrevista, el artista también se refirió a la paternidad y a la dificultoso que le resultó “establecer límites, grandes y pequeños”. Sobre este tema detalló: “Mi hijo mayor, Cameron, era drogadicto y terminó cumpliendo siete años y medio en una prisión federal. Eso fue duro, tener que protegerme a mí y a mi familia y decirle a mi hijo mayor que si sentía que me alejaba de él, lo hacía porque tenía miedo de que se mate o de que mate a otra persona. Esa experiencia con Cameron no se la deseo a nadie. Muchas familias pasan por problemas de adicción. Se requiere de dureza, pero cuando llegás a ese punto, lo hacés por tu hijo”.

Más allá del deterioro en su memoria a corto plazo, Douglas afirmó que pronto se abocará a proyectos artísticos. “El trabajo te mantiene en marcha, te mantiene alerta. Por supuesto, hoy en día, cuando miro alrededor en el set, soy el más viejo, pero me encanta todo el proceso. No nos dedicamos a la neurocirugía; somos del mundo del espectáculo. Un límite que sí establezco es ‘no se permiten imbéciles’. Yo no trabajo con imbéciles. No tengo tiempo para eso”.

FUENTE: mdzol

Temas

Dejá tu comentario