Jujuy | senadores | Senado | NEPOTISMO

Senadores acumulan casi 1.400 asesores para sesionar cinco veces al año

El ajuste de la clase política no llegó a la Cámara Alta del Congreso nacional, los legisladores continúan designando personal como dádivas en un claro acto de nepotismo. El promedio es de 18,8 por cada banca, donde pueden encontrarse parientes políticos y hasta de cuarto grado.

  • En total 1.359 asesores desempeñan funciones como asesores de los senadores.
  • El Frente Nacional y Popular presidido por José Mayans reúne la mayor cantidad de personal con 25 asesores por cada banca en promedio.

El sobredimensionado plantel de asesores que disponen los legisladores es un motivo de discusión histórico, uno de los privilegios de la clase política equivalente a la designación de cargos en el poder Ejecutivo como recompensa por una campaña electoral exitosa o creación de secretarías a los fines de acomodar su militancia.

La llegada de Javier Milei a la presidencia, con su premisa anticasta puso el tema bajo la crítica mirada de la opinión pública, aún más desde que se viralizó la nómina de personal que asiste a la senadora libertaria por Jujuy Vilma Bedia, quien introdujo varios miembros de su familia como asesores. Los reproches no tardaron en llegar, advirtiendo una contradicción entre la línea que constantemente baja el referente del espacio y sus seguidores, una situación similar a la vivida por el senador Ezequiel Atauche quien designó a su hermano Patricio, abogado de profesión, para acompañarlo en la tarea parlamentaria. Fue el mismo jujeño quien justificó días atrás la necesidad de contar con personal "idóneo", además de un staff profesional limitado para un mejor desempeño de las funciones.

Embed - "Un legislador debe tener pocos e idóneos asesores para un correcto desempeño"

Fiel a su estilo de comunicación directa, Milei publicó un contundente "TEMA ARREGLADO", ante la llamada de atención del ex consejero de la Magistratura Alejandro Fargosi en la red social X, donde le dio a conocer al mandatario la situación irregular de los correligionarios del bloque LLA. Por ahora la resolución adoptada es una incógnita, aunque ante fallidos de su personal el presidente argentino ha resuelto con contundencia, el mejor ejemplo es la remoción del ex secretario de Trabajo Omar Yasín por cometer un error, cuando autorizó el aumento salarial de los funcionarios.

image.png

Pero el sobredimensionamiento de empleados legislativos no se limita a los integrantes del bloque La Libertad Avanza, ha sido un signo permanente en ambas cámaras a lo largo del tiempo. Actualmente el personal que acompaña a los 72 senadores asciende a 1.359 personas, entre empleados permanentes y transitorios. Sin contar otros 148 que se encargan de asesorar a los bloques. El promedio de asesores por cada banca es de exactamente 18,8 por cada banca.

El bloque con mayor cantidad de personal es el Frente Nacional y Popular con 424 asesores, un promedio de 24,94 por senador. Mientras que el unibloque Comunidad Neuquén, integrado por Carmen Lucila Crexell tiene el número más bajo con 15. No obstante desde el Frente Pro ostentan la menor cantidad de personal en promedio con 11,83 y La Libertad Avanza 14.

A nivel individual son los senadores Gerardo Montenegro (44) Inés Pilatti Vergara (40) y la jujeña Carolina Moisés (38) quienes ocupan el podio. En el extremo opuesto aparece la ex gobernadora de Santiago del Estero, Claudia Ledesma Abadala, esposa del actual gobernador Gerardo Zamora, quien posee el menor número de asesores con 4, aunque este matrimonio debe otro tipo de respuestas al electorado de su provincia dado el supuesto uso indebido de la flota provincial. Otro tema que generó controversia en las últimas horas y salpica a la política jujeña.

Embed

Semejante despliegue de personal no guarda correlato con el desempeño de los parlamentarios, al menos no comparado a la cantidad de sesiones desarrolladas durante el período 2023. Solo una sesión ordinaria fue desarrollada el 13/04, además de otras cuatro especiales. El resto de su trabajo en el recinto se limitó a la sesión preparatoria, una sesión informativa y cuatro asambleas legislativas, donde solo serían cotejados los resultados electorales.

La plantilla completa del personal afectado a tareas en la Cámara Alta es de 4.469 trabajadores. Un número escandaloso a ojos de los votantes, a quienes le ofrecieron un puñado de su tiempo. Resta ver si la conducción de la presidenta Villarruel les exigirá mayor participación sobre tablas o se limitarán al trabajo en comisiones, en su defecto en sus respectivas oficinas, donde ningún ciudadano puede controlar si el hermano de Atauche, la parentela de Bedia o los 44 asesores de Montenegro hacen aportes significativos al bienestar de los argentinos.

Dejá tu comentario