Jujuy | SALUD | Jujuy |

Tiene una discapacidad, necesita ser atendido y denuncia excesiva burocracia en salud

El testimonio de Marcelo Bianco es una muestra del funcionamiento del sistema de salud cuando un jubilado necesita atención médica.

  • No poder caminar, tener que realizar trámites lejos del hogar y que se niegue la atención son apenas algunos inconvenientes que tiene que atravesar un adulto mayor con una discapacidad.
  • Esta persona recorrió instituciones y hospitales pasando de una negación a otra y cuando es atendido, es de mala manera, con desdén hacia su condición.
  • Este caso sirve como indicador de una situación general del ámbito sanitario en Jujuy.

Marcelo Bianco es un adulto mayor con una discapacidad de San Salvador de Jujuy.es beneficiario del Programa Federal Incluir Salud, por lo que cada vez que necesita atención médica tiene que recurrir a puestos de salud y hospitales públicos.

Recientemente le hicieron un implante de rodilla y necesitaba rehabilitación. Al no poder caminar por mucho tiempo, debido a sus problemas de salud, recurrió al puesto de salud de barrio Alberdi, a tres cuadras de su casa. Pero le dijeron que no le correspondía atenderse allí.

Para recibir atención, tenía que caminar ocho cuadras de ida y ocho más de vuelta, hasta su casa. Y apenas puede caminar tres.

Un vecino discapacitado denuncia abandono por parte del sistema de salud de Jujuy

Quienes lo recibieron en el puesto de salud le dijeron que tenía que concurrir a Hospital Pablo Soria, y allí fue, esperando, por fin, ser atendido de forma correcta. En ese nosocomio le informaron que no necesitaba atención con aparatos (como le habían comentado los médicos que lo operaron) y decidió reclamar la situación en el Ministerio de Salud.

Era la cuarta institución que visitaba, sin ser atendido aun.

Allí, en la sede del Ministerio, le anunciaron que podía ser atendido en el puesto de salud de Barrio Alberdi. Pero allí, en lugar de recibirlo, le informaron que realmente necesita trabajar con aparatos. Y le dieron a elegir: recibir atención en el puesto de salud de barrio Chijra o el de barrio El Chingo.

Y sigue sin recibir el tratamiento que necesita.

“No puedo caminar, no tengo dinero, soy pensionado no contributivo, cobro $25.000 y nadie quiere atenderme. Me están desamparando como ciudadano y en mi salud. Siempre tuve problemas con el puesto de salud de Alberdi, la atención no es buena y cuando alguien me atiende pone gestos, hace caras y me manda a otra salita”.

Este caso se hizo público, y profesionales de Hospital Pablo Soria informaron que recibirán al señor Bianco el jueves 15 de septiembre durante la mañana.

Hospital Pablo Soria (1).jpg

Temas

Dejá tu comentario