Política | SALUD | Jujuy |

El deterioro del sistema de salud es un camino sin retorno

Las partidas asignadas para la salud en el presupuesto 2023 dejan en claro que la salud no es una prioridad para este gobierno.

Algunos sostienen que la economía ayuda a analizar para tomar mejores decisiones en el manejo de recursos en salud pública. Yo no sé si esto está pasando o no pasa.

Esta rutina de conocer cada sistema, como funciona, cuanto se invierte y cuanto se gasta para prevenir y desarrollar salud en la población, la verdad que no lo sabemos. Capaz que se haga el tema. La cuestión es si se lo hace bien o si se lo está haciendo mal.

Yo creo que hay severos problemas administrativos en el Ministerio de Salud, también lo admiten legisladores jujeños pero en realidad no se hace nada.

Es cierto, la planificación es uno de los procesos más difíciles y fundamentales a la hora de invertir en salud. Pero ocurre que como permanentemente vivimos en la incertidumbre por la inestabilidad crónica no se puede planificar a 20 años, se vive permanentemente en la urgencia y a río revuelto siempre hay ganancia de pescadores. Es decir a los problemas de inestabilidad económica se le suman los vivos que aprovechan para hacer negocios con la salud de la gente.

El presupuesto para salud aumento un 63 por ciento, lejos de poder cubrir los reclamos de los profesionales médicos y lejos de que otros puedan venir a Jujuy a trabajar.

La situación es crítica ya que la problemática se ramifica hacia la sociedad. En algunos lugares del interior comienzan las protestas de la gente por la falta de médicos y especialistas en centros de salud y hospitales. Esto combinado con el malestar médico y con el malestar de la gente puede agravar aún más el desencuentro con el gobierno.

La cuestión de fondo es además la falta de organismos que investiguen en salud pública sobre temas relevantes. No se puede estar todo el tiempo tapando huecos.

Esto podría ser muy útil para orientar recursos sobre temas priorizados e incrementar las decisiones certeras en materia de asignación de recursos sanitarios en donde corresponda.

El gobierno no aprendió nada sobre la huella profunda que dejó la pandemia. La pandemia te obliga a ordenar, profesionalizar los cuadros administrativos, construir diques de contención para prevenir el rebrote de nuevos eventos biológicos que no se descartan.

Sin embargo la política mal entendida, que es la que rige en los despachos de Casa de Gobierno, tiene como objetivo seguir haciendo caja y tapando huecos a costa de la salud de los jujeños y pese al reclamo de los médicos…esto explica porque este colapso sanitario no tiene retorno.

Temas

Dejá tu comentario