Jujuy | salud | Normenta | OCLOYAS

Destruido y abandonado, así está el puesto de salud de Normenta

El edificio está en pésimas condiciones, no hay profesionales ni tampoco medios efectivos de comunicación e iluminación.

  • El agente sanitario que trabaja en el puesto de salud de Normenta describió el abandono.
  • Mal estado edilicio, falta de profesionales del área, tampoco tienen comunicación e iluminación .
  • Sostuvo que el edificio no fue refaccionado en 40 años, aunque referentes del área infraestructura del Ministerio de Salud fueron varias veces a la localidad a realzar mediciones y tomar fotografías.

Carlos Cruz es el agente sanitario del puesto de salud de Normenta Pacha, en Ocloyas, que depende de Ledesma. Al igual que otros en barrios y localidades como Sargento Cabral, Castañeda y Aguas Calientes, sufre el abandono del Ministerio de Salud y el gobierno provincial.

El edificio, hecho de ladrillos trabados, sin columnas, tiene más de 40 años y nunca fue refaccionado. También tiene una rajadura desde el techo hasta el suelo en el mismo lugar donde se atiende a pacientes con distintas dolencias.

Quienes trabajaron antes allí señalan que, desde que fue inaugurado, “llueve más adentro que afuera”, el cielorraso se pudrió, y la rajadura mencionada fue creciendo. Quienes se desempeñan allí hoy, también cuando llueve, no pueden volver a sus hogares porque los ríos crecen y destruyen los caminos.

Se presentaron notas y se pidieron soluciones para estas problemáticas; de acuerdo a Cruz, arquitectos del área Infraestructura del Ministerio de Salud fueron a Normenta Pacha, realizaron mediciones, tomaron fotografías, dijeron que hay un proyecto al respecto. Incluso les comentaron que arreglar el edificio, a comienzos de 2022, costaría $ 4.000.000. Pero no hay novedades al respecto.

"Es pésimo el estado del puesto de salud y no tenemos los insumos necesarios"

Allí no tienen internet ni 220 voltios de energía que les permitan utilizar una computadora. La única señal es la que les comparten las autoridades, docentes y alumnos de dos establecimientos educativos cercanos: Escuela Primaria 232 y Escuela Secundaria Rural N°1.

La única forma de comunicación que tienen con el “exterior” es una radio.

La sequía también afectó a la población de la zona, que todavía lamenta que los ojoso de agua, arroyos y vertientes desde los que llevaban agua a sus hogares se hayan secado.

Cruz trabaja en el puesto de salud de lunes a viernes; entre viernes y lunes lo hace una enfermera. La última vez que un profesional de la salud estuvo en Normenta Pacha fue en abril, cuando un médico clínico estaba cumpliendo lo que se denomina “gira médica”. Y por el comienzo de la época de lluvias, con el peligro de la crecida de ríos antes mencionado, no esperan otra visita médica hasta marzo o abril de 2023.

Una ambulancia tarda dos horas en llegar a la localidad; Cruz y su compañera enfermera realizan distintas tareas, muchas de ellas fuera de su área de conocimiento, pero aunque las mismas no sean reconocidas, es la única forma que tienen de ayudar a los residentes de la zona.

El estado del puesto de salud de Normenta

puesto de salud normenta (1).jpeg
puesto de salud normenta.jpeg
puesto de salud normenta (2).jpeg
puesto de salud normenta (5).jpeg

Dejá tu comentario