Mundo | Rusia | Biden | Derechos Humanos

Biden y Putin, en Ginebra: agenda de un cara a cara lleno de tensiones

Ginebra es el lugar, con el marco de una OTAN unida. Joe Biden vuela a Ginebra para su reunión con Putin, el hombre al que ha calificado de "digno adversario". No será una cita de cortesía. Esto es un hecho.

  • La cumbre entre el presidente de Estados Unidos y Rusia no se dará en un ambiente relajado.
  • En el encuentro que sostendrán en Ginebra, se desenvolverán algunas advertencias que ya realizan.

Biden, por ejemplo, ha dicho: "Voy a dejar claro al presidente Putin que hay áreas en las que podemos cooperar si él lo decide. Y si elige no cooperar y actúa de la manera que lo ha hecho en el pasado en relación con la ciberseguridad y algunas otras actividades, entonces responderemos".

Biden y Putin esperan encontrar puntos de interés mutuo en su reunión este miércoles en Ginebra

Este aviso puede marcar el tono que tendrá la cita en Europa.

Putin también ha preparado el terreno para la cita. En una entrevista señaló que existen áreas de interés mutuo.

"Tenemos una relación bilateral que se ha deteriorado hasta el punto más bajo de los últimos años. Sin embargo, hay asuntos que necesitan un cierto grado de comparación de opiniones y de identificación y determinación de las posiciones para que los asuntos que son de interés mutuo puedan ser tratados de una manera eficiente y eficaz en interés tanto de Estados Unidos como de Rusia", señaló el ruso y replicó la agencia europea Euronews.

Los temas

La agenda girará en torno a tres ejes relevantes: China, derechos humanos y ciberseguridad.

No obstante, hay otros puntos decisivos.

A EEUU le preocupa la expansión militar de Putin. Bien se sabe que las relaciones se han enfriado desde la anexión de Crimea en 2014.

China y Rusia

Otro tema que se desarrollará, prevé USA, es la cercanía de Moscú y Pekín, preocupación constante de Occidente, como también lo son los derechos humanos y el intento de envenenamiento y encarcelamiento del opositor ruso Alexei Navalni.

Y se reprochan a Rusia cuestiones como las supuestas actividades de ciberpiratería. Putin ya ha tachado de "tonterías" los recientes ciberataques a la empresa cárnica JBS y al oleoducto Colonial.

Hay mucho que hablar en esta primera toma de contacto, una oportunidad para que el Kremlin y la Casa Blanca midan fuerzas y tracen la gestión de su difícil relación para los próximos cuatro años.

FUENTE: Euronews, Youtube.

Dejá tu comentario