Jujuy | PLASONUP

El dato que refleja los alarmantes niveles de pobreza en Jujuy

Alrededor de 8 mil personas de Palpalá acceden a la tarjeta alimentaria, que exige como requisito para ser beneficiario tener ingresos menores a $10.800 y familiares a cargo.

La delicada situación económica que atraviesan Jujuy y el país queda en evidencia día a día con las constantes manifestaciones gremiales, sindicales y de organizaciones sociales que demandan mejores condiciones de vida.

Son innumerables los sectores que en algunos casos salen a la calle a pedir trabajo o mayor presupuesto para sostener los cientos de comedores y merenderos distribuidos a lo largo y ancho de toda la provincia.

Pero lo cierto es que de manera general se trata de jujeños en situación de pobreza –en algunos casos en la indigencia, según lo que indica la DIPEC- que viven en condiciones de precariedad alimentaria, sanitaria y en muchos casos habitacional.

Una de las medidas “paliativas” de la crisis alimentaria fue la puesta en marcha, primero, de la entrega de cajas alimentarias, luego devenidas en tarjetas alimentarias, en ambos casos dentro del denominado programa “Comer en casa” del Plan Social Nutricional Provincial (PLASONUP) que, dicho sea de paso, rinde cada vez menos.

En el caso de Palpalá, según detalló Silvia Pereyra, de la secretaría de Asistencia Alimentaria, cuentan con un padrón de 8 mil beneficiarios aproximadamente, sin contar quienes pudieron haberse inscripto durante junio o julio de este año que esperan respuestas para octubre para ver si son admitidos o no para recibir las tarjetas. Tal como manifestó, la admisión “queda a criterio” del Ministerio de Desarrollo Humano, que evalúa como uno de los requisitos percibir menos de $10.800.

Con esto es posible, mediante un cálculo con cifras oficiales, obtener un porcentaje estimado del porcentaje de pobreza que el gobierno “maneja” en Palpalá.

Si de acuerdo al último censo, allá por 2010, el INDEC señala que en la ciudad siderúrgica hay una población total de 52.631 habitantes (aclara que incluye a personas viviendo en situación de calle), el porcentaje de beneficiarios que alcanza el PLASONUP trepa al 15,2%.

 

Todos ellos con familiares a cargo. Otro de los requisitos para ser beneficiario es tener un ingreso inferior a $10.800. Si se tiene en cuenta que las tarjetas alimentarias vienen cargadas con $550, es inevitable el interrogante por el nivel de acceso a la canasta familiar que pueden tener las personas que afrontan el día a día con ese dinero disponible.

El próximo lunes 30 de septiembre el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos publicará el informe sobre la incidencia de la pobreza y la indigencia en el país para el primer semestre del año. No obstante, mientras se aguardan los números oficiales del aglomerado Jujuy-Palpalá, en la ciudad siderúrgica y en toda la provincia persisten los reclamos por el hambre.

Dejá tu comentario