Nacionales | NUEVO GOBIERNO |

El gobierno dejó sin efecto las designaciones en embajadas y consulados

El Gobierno revisó algunas de las últimas designaciones que ordenó el excanciller Jorge Faurie en el exterior durante las semanas previas a dejar el cargo. También decidió mantener en observación otros nombramientos, entre los que figuran puestos de primera línea.

  • El canciller Felipe Solá dejó sin efecto el traslado al exterior de cinco funcionarios diplomáticos que su antecesor.
  • Jorge Faurie, había dispuesto luego de que el expresidente Mauricio Macri perdió la elección presidencial del 27 de octubre.

El ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, decidió que los flamantes cónsules de Nueva York, Gabriel Suárez Salvia; de Madrid, Eduardo Angeloz; de Hong Kong, Francisco Sahores; de Toronto, Gustavo Infante, y de Milán, Luis María Sobrón, deberán volver a la Argentina.

Asimismo, según se supo seguirá analizando designaciones en embajadas importantes como la de Austria y los Países Bajos, entre otras.

El canciller había puesto "en observación" decenas de nombramientos realizados por su antecesor a figuras que, en algunos casos, pertenecían al círculo cercano de gestión de Faurie.

Responde a lo que tanto Solá como el presidente Alberto Fernández consideran una medida improcedente de Faurie. Si bien en la Cancillería sostienen que todavía no se tomó una decisión final sobre los nombramientos, según se supo no se descarta que se dé marcha atrás con más nombres.

Dejar sin efecto las designaciones no solo depende de una decisión política. El dinero disponible para gastar tiene peso en la decisión. Mudar a una comitiva tiene costos altos y en dólares, además de generar inconformidad con los funcionarios y los diplomáticos involucrados.

La lista de designaciones se completa con nombramientos en áreas de menor peso político, en consulados, con los traslados de 22 secretarios de segunda y tercera categoría, y con la mudanza de 16 funcionarios que cumplieron dos años de trabajo en destinos "insalubres" o "peligrosos".

Los decretos de la administración anterior forzaron las quejas públicas de Sola, y una carta personal que Alberto Fernández -entonces presidente electo- le envió a Faurie para sugerirle que se abstenga de tomar medidas de ese tipo. El excanciller le contestó por la misma vía y justificó que los funcionarios designados contaban con una "amplia experiencia diplomática al frente de distintas áreas" del ministerio y que los nombramientos no podían "describirse como de especial prioridad" para el nuevo gobierno.

FUENTE: La Nación

Dejá tu comentario