Jujuy | mujeres | Violencia | Nosotras

Más del 40% de las mujeres indígenas, sufre algún tipo de violencia

Mariana Peralta referente de género del consejo de pueblos originarios Llankaj Maki y una de las hacedoras en crear la casa de la mujer indígena Estela Silos en San Pedro, nos habló de las dificultades y la discriminación que sufren las mujeres originarias por su condición.

  • Manifiesta que a la hora de hacer una denuncia las discriminan por ser mujeres indígenas.
  • No se sienten contenidas por el estado Provincial.
  • Crearon su propia casa de la mujer.

La casa de la mujer indígena en San Pedro se creó con el fin de brindar contención a todas aquellas mujeres que padecen algún tipo de violencia de género; en la zona de las Yungas hay más de 500 familias que pertenecen a diferentes comunidades de pueblos originarios, las cuales luchan día a día por mantener vivos sus derechos y sobre todo sus territorios.

Pero la lucha no solo se refleja en los constantes pedidos de reconocimientos como tales que tienen estas comunidades, sino también en la lucha que cientos de mujeres llevan adelante para ser respetadas como mujeres indígenas; ya que no se sienten contenidas por el estado provincial, menos así por el consejo de la Mujer de la provincia.

Al consultarle a Mariana sobre cómo se sienten respecto a este tipo de situaciones y si las mismas son constantes manifestó:

Hace muchísimo tiempo venimos callando tanta violencia, tanta miseria, tanta usurpación y manoseo en contra de nuestras mujeres; sabemos que hay instituciones que puso el gobierno por el tema de la violencia, pero nosotras no nos sentíamos contenidas desde el estado y es por eso que creamos nuestra casa de la mujer indígena, donde se trabaja desde la cosmovisión, desde la identidad y el valor. Hace muchísimo tiempo venimos callando tanta violencia, tanta miseria, tanta usurpación y manoseo en contra de nuestras mujeres; sabemos que hay instituciones que puso el gobierno por el tema de la violencia, pero nosotras no nos sentíamos contenidas desde el estado y es por eso que creamos nuestra casa de la mujer indígena, donde se trabaja desde la cosmovisión, desde la identidad y el valor.

image.png
121195912_2821683581450433_8489170748826691790_n.jpg

Las constantes problemáticas que sentían al no ser escuchadas, llevaron a que ellas solas se cuidaran manifestó Peralta, además dijo que recién se animan a salir de sus territorios, mostrarse en otros espacios y decir que existen y están presentes.

"Dentro de las comunidades somos más de 500 familias y encontramos que más del 40% de las mujeres sufre algún tipo de violencia, vemos que hay mucho sufrimiento dentro de nuestras hermanas que hoy recién pueden hablarlo". expresó.

Pero además manifestó que a la hora de hacer una denuncia la policía no actúa como corresponde y se sienten discriminadas.

Lamentablemente la justicia no actúa, hace vista ciega; nosotras como hermanas de las comunidades tratamos de acompañar a las víctimas y estar en el proceso con ellas, porque no nos sentimos acompañadas. Lamentablemente la justicia no actúa, hace vista ciega; nosotras como hermanas de las comunidades tratamos de acompañar a las víctimas y estar en el proceso con ellas, porque no nos sentimos acompañadas.

Nosotras estamos triplemente discriminadas y estigmatizadas por ser mujeres, por ser indígenas y sumado a esto por nuestra condición de ser pobres. Nosotras estamos triplemente discriminadas y estigmatizadas por ser mujeres, por ser indígenas y sumado a esto por nuestra condición de ser pobres.

151829247_2931342010484589_7702810426221457679_n.jpg

No solo en la ciudad miles de mujeres se sienten desprotegidas por el estado y ninguneadas a la hora de denunciar un hecho de violencia de género en comisarias donde efectivos policiales tardan horas en tomarles las denuncias o no les brindan la contención y seguridad necesaria; sin generalizar, pero esto se observa en muchos casos por falta de personal, poca preparación de las áreas intervinientes y hasta mala predisposición en algunos casos. Las mujeres indígenas deben luchar contra esto y más.

"Hacemos un espacio de identidad para poder curar a nuestras hermanas, hoy cuando escuchamos a una mujer hablar de una situación x de hace más de 30 años parece que hubiera sido ayer, pero solas no podemos necesitamos del estado". Concluyó.

Dejá tu comentario