Policiales | María Luz Herrera | Chaco | Sigue la búsqueda

Registros telefónicos complican a uno de los detenidos por el caso María Luz Herrera

La ubicación del celular representa una nueva línea de investigación a profundizar para determinar si el imputado podría haberse deshecho del cuerpo de la joven jujeña en esa área.

  • Se conoció el informe realizado al teléfono de Esequiel Godoy, principal sospechoso del presunto femicidio de la joven jujeña María Luz Herrera en Chaco.
  • El mismo detalla una zona donde se activó el aparato, la cual será investigada.
  • La fiscalía planea profundizar para determinar si el imputado podría haberse deshecho del cuerpo en esa área.

El fiscal Gustavo Valero, a cargo del caso de la desaparición de María Luz Herrera, la joven jujeña vista por última vez en Sáenz Peña provincia de Chaco, junto a su pareja Esequiel Darío Godoy, detenido como sospechoso de femicidio, cuenta con nuevas pistas que complican aún más la situación del acusado, las cuales están vinculadas a las pericias realizadas a su teléfono celular.

Dicho informe, ubica el aparato durante la madrugada del 30 de septiembre, por unos breves minutos en la zona de la ruta 95. Sin embargo, la Fiscalía se sorprendió al notar que otra antena de amplia cobertura registró su teléfono en la madrugada del 1 de octubre en la zona de la calle 51 entre 14 y 16.

image.png

El informe señala que el teléfono del imputado Esequiel Godoy se apagó en su domicilio después de medianoche del 1 de octubre y se volvió a activar a las 4 de la madrugada en la zona de la calle 51.

Inicialmente se pensó que el acusado habría descartado el cuerpo de la joven en la zona de la ruta 95, entre la calle 51 y la rotonda de acceso a la ciudad. Por esta razón, recientemente se llevó a cabo un rastrillaje en esa área con resultados negativos. También se solicitó la colaboración de la Dirección de Bosques para detectar posibles focos ígneos en esa zona.

El teléfono

Este dato sobre el teléfono que ubica a Esequiel Godoy en la zona de la calle 51, con una antena de amplio espectro que se extiende hasta el cementerio local, representa una nueva línea de investigación que la fiscalía planea profundizar para determinar si el imputado podría haberse deshecho del cuerpo de la joven en esa área. También se investigará si utilizó o no combustible, almacenado en un bidón, como lo confirmó un empleado de la estación de servicio ubicada en la calle 25 y 14, donde se hizo la carga del mismo la noche del 30 de septiembre.

Según se informó, el fiscal Valero aguardará más detalles de los teléfonos celulares y los resultados de las pericias realizadas en la camioneta de Darío Godoy (padre), así como las muestras de ADN tomadas de las prendas halladas en el departamento del joven, las cuales estarían para la primera quincena del presente mes.

El caso

Vale mencionar que María Luz desapareció el 26 de septiembre y desde entonces hay una incansable búsqueda para dar con su paradero. Las investigaciones llevaron a las detenciones de Darío Ezequiel Godoy Florentín, pareja de la jujeña quien está imputado por la supuesta autoría de homicidio agravado por el vínculo (femicidio) y su padre Darío Ismael Godoy Ojeda, por la presunta autoría de partícipe primario.

Inicialmente, la Justicia Federal se involucró porque se sospechaba que podría tratarse de Trata de Personas. Sin embargo, posteriormente, la justicia determinó que la joven había viajado a Sáenz Peña y mantenido una relación amorosa con un joven originario de Villa Ángela , pero que residía en Presidencia Roque Sáenz Peña, donde fue vista por última vez con vida el pasado 30 de septiembre.

FUENTE: Diario Chaco

Dejá tu comentario