Nacionales | Malón de la Paz | COMUNIDADES | Senado

El Tercer Malón de la Paz en el Senado

En un escenario donde los ecos de la historia se entrelazan con las luchas del presente, la lucha de las comunidades indígenas en Argentina adquiere un nuevo capítulo de relevancia.

Representantes del Tercer Malón de la Paz de Jujuy han tejido un encuentro crucial con la senadora nacional Nora Giménez, del Interbloque del Frente de Todos, buscando el apoyo y pronunciamiento del Senado de la Nación ante la reciente reforma constitucional aprobada en Jujuy y el persistente flagelo de la violencia institucional en la provincia norteña.

Desde las regiones áridas de la Puna hasta los valles de la Quebrada y las exuberantes Yungas, la caravana del Tercer Malón de la Paz congrega líderes de diez comunidades pertenecientes a los Pueblos Kolla, Atacama, Quechua, Omaguaca, Tilián, Toara, Fiscara y Guaraní. Esta amalgama de voces y culturas emprendió un viaje significativo desde La Quiaca el 25 de julio, culminando en Buenos Aires el 1 de agosto, donde encontraron refugio temporal frente a los imponentes Tribunales.

El encuentro entre los representantes de este movimiento y la senadora Giménez se convirtió en un crisol de testimonios y aspiraciones compartidas. La legisladora, con aprecio por la valiente batalla y la visibilidad que los manifestantes han conferido a su causa en la Ciudad de Buenos Aires, pronunció con claridad que lo que acontece en Jujuy podría fungir como un ensayo de lo que posiblemente se despliegue a nivel nacional. Alertó sobre la emergencia de un estado represivo que socava el derecho fundamental a la manifestación.

image.png

El eco unánime en la reunión residió en la protección del agua y los territorios, frente a la constante redistribución de recursos provinciales en beneficio de grandes corporaciones, sin alcanzar a las comunidades jujeñas. La solicitud de la Corte Suprema de Justicia para declarar la inconstitucionalidad de la reforma constitucional se erige como un pilar fundamental. Una reforma que, argumentan, se gestó sin la previa consulta informada con las comunidades. Ante la amenaza de silencio institucional, las voces del Tercer Malón alzan su mirada hacia los Organismos Internacionales de Derechos Humanos.

La senadora Nora Giménez, asumiendo la representación de estos clamores, prometió llevar el petitorio del Tercer Malón de la Paz a la próxima sesión de la Cámara Alta. Su compromiso se enfoca en analizar de manera exhaustiva la crisis de violencia institucional que persiste en Jujuy. Sin embargo, sus compromisos no culminan allí. Plantea la necesidad de profundizar los relevamientos, conforme a la Ley 26160 de Emergencia Territorial Indígena, con miras a gestar un Proyecto de Ley de Propiedad Comunitaria Indígena, buscando subsanar una deuda histórica con los pueblos originarios que ha pervivido en la sociedad.

image.png

El Tercer Malón de la Paz eleva su voz y pide justicia, al clamar por la intervención federal de Jujuy debido a la violencia institucional, persecución y detención de manifestantes. En un movimiento que trasciende fronteras provinciales, ha planteado ante la Corte Suprema de Justicia un desafío que reclama justicia y respeto a los derechos de las comunidades indígenas.

El capítulo de la reforma constitucional propuesta por el gobernador Gerardo Morales encuentra su lugar en esta narrativa. El procurador general de la Nación, Eduardo Casal, ha sostenido que la Corte Suprema debe tomar la rienda de esta demanda, dada su naturaleza de competencia originaria en una disputa entre el Gobierno y una provincia.

En este crisol de luchas, demandas y esperanzas, el 11 de agosto de 2023 encuentra a Buenos Aires como el epicentro de un movimiento que trasciende los confines geográficos y abraza la búsqueda de justicia, igualdad y respeto hacia las comunidades indígenas, dejando una huella indeleble en la historia en constante evolución de Argentina.

Dejá tu comentario